Política
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en una concentración en favor del pueblo girego fuente Podemos
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en una concentración en favor del pueblo griego
|
Fuente
:
Podemos
Guía práctica

Así será Vistalegre II: ¿Quién es quién y qué se vota?

El sinfín de enfrentamientos han desviado la atención: se decide el rumbo político del barco llamado Podemos y quiénes comandarán el navío

0
Mar, 7 Feb 2017

Vistaelegre II ya está a la vuelta de la esquina. El cónclave de Podemos se celebra este fin de semana, 11 y 12 de febrero, y desde hace unos meses el debate interno del partido ha dejado numerosos enfrentamientos sangrientos, tiras y aflojas que han desviado la atención de qué es realmente lo que se vota en Podemos en su segunda Asamblea Ciudadana.

La pugna entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, la campaña contra el portavoz el día de Navidad que pablistas patrocinaron, las duras acusaciones del cofundador Juan Carlos Monedero (ahora sin cargo orgánico) y un sinfín de enfrentamientos han provocado que muchos aún se pregunten cuál es el trasfondo de todo esto, y desde ELPLURAL.COM os damos todas las claves.

¿Qué se vota?

La primera cuestión estriba en torno a la pregunta: ¿Qué es eso de Vistalegre II y qué se decidirá? Se trata del cónclave morado, el equivalente al Congreso del PSOE o la Convención Nacional del PP, y lo que se decide es el rumbo político del barco llamado Podemos y quiénes comandarán el navío.

Se votarán varios documentos divididos en las categorías de Político, Organización, Igualdad y Ética, al mismo tiempo que se elegirán las personas que componen la cúpula del partido. En este caso, se vota quién será el Secretario General y el Consejo Ciudadano Estatal -lo que sería la Ejecutiva de la formación-.

Los documentos: El qué de Podemos

De la Asamblea Ciudadana II saldrán los documentos que marcarán el rumbo del partido hasta las elecciones del año 2020. Se dividen en cuatro grupos: Político, Organización, Ético e Igualdad. He aquí el primer punto de fricción entre los afines a Iglesias y los cercanos a Errejón. Es el debate sobre el qué y el cómo. Una pugna que ambos púgiles resumieron fantásticamente en sus respectivas cuentas de Twitter: el secretario general apostaba por “seguir dando miedo” mientras la pretensión del portavoz es ampliar la base y ganar transversalidad.

La propuesta Recuperar la Ilusión (documentos errejonistas) apuesta por “ser útiles” desde ya para gobernar en 2020. Ser transversales, “no replegarnos sino desplegarnos”; mientras que Podemos para Todas (documentos pablistas) apuesta por hacerse fuertes en la oposición, no “parecerse al PSOE”, tal y como ha mencionado Iglesias en alguna ocasión, y con un objetivo claro: destronar al PP. En definitiva, se podría simplificar la ecuación: Íñigo entiende que Podemos debe tener un pie en las instituciones y otro en la calle, mientras que Pablo apuesta por tener los dos en la calle.

Las personas: el quién de Podemos

En política se tiende a personificar, pero en Podemos, los documentos que marcan el rumbo se dislocan de las personas que los defenderán. Es lo que ocurrió por ejemplo en la batalla entre Rita Maestre y Ramón Espinar en Madrid, que ganaron los documentos errejonistas pero el candidato pablista.

En este apartado es donde se ve quién está al lado de quién. Pablo Iglesias e Íñigo Errejón concurren a los comicios primarios en listas separadas. Del lado del secretario general se sitúan Irene Montero -jefa de Gabinete de Iglesias-, Pablo Echenique -secretario de Organización-, Vincenç Navarro, Gloria Elizo, Rafa Mayoral y el exJEMAD Julio Rodríguez, entre otros.

En la otra esquina del cuadrilátero se sitúan Íñigo Errejón y su guardia pretoriana formada por Rita Maestre -portavoz en el Ayuntamiento de Madrid-, el juez Juan Pedro Yllanes, Pablo Bustinduy -coordinador de la Secretaría Internacional- y Jorge Moruno -responsable de discurso y considerado uno de los pensadores más importantes dentro de la formación-, entre otros como el fichaje de última hora Pepe Viyuela.

La tercera facción de Podemos, la corriente de los Anticapitalistas, presentan también su propia lista comandada por el eurodiputado Miguel Urbán y Teresa Rodríguez -que no va en la lista pero ha participado en la redacción de los documentos-.

Fuera de estas listas se han quedado Carolina Bescansa, hasta ahora secretaria de Análisis Político y Social, y Nacho Álvarez, uno de los economistas que elaboró el programa económico de Podemos. Ambos han decidido apartarse por no mojarse. Bescansa incluso arremetió contra Errejón e Iglesias por su particular disputa.

Un matiz importante, en este punto, es que Pablo Iglesias se ha presentado a secretario general y, a pesar de no encontrar contrincante, se ha incluido también en la lista para el Consejo Ciudadano. Y es que, si ganan los documentos errejonistas aseguró que no podría liderar al partido porque no es la línea que él ha defendido, por lo que en caso de que así sucediera, debería dimitir. En este caso, a pesar de dimitir seguiría contando con un puesto en la dirección del partido gracias al Consejo Ciudadano.

La paradoja: ¿Qué puede pasar?

En consecuencia del sistema de votación elegido por la militancia, los sillones en el Consejo Ciudadano se elegirán mediante el Sistema Borda -con correcciones notorias-. Se trata de un sistema que permitirá que pablistas, errejonistas y anticapitalistas se repartan los cargos. Esto puede generar que el secretario general, Iglesias, cuente con una Ejecutiva con mayor presencia de afines al portavoz morado. En cualquier caso, el día 12 de febrero, con la presentación de resultados, saldremos de dudas.

 

Adrián Lardiez es redactor de El Plural