Política
Juan Carlos Monedero durante un acto de campaña en Alcorcón Flickr Podemos
Juan Carlos Monedero durante un acto de campaña de Podemos en Alcorcón
|
Fuente
:
Podemos
'Lío' en Podemos

Los 'errejonistas' ya no se muerden la lengua: "Fuego a discreción"

Juan Carlos Monedero intenta limar asperezas pero la 'guerra' no cesa

5
Jue, 29 Dic 2016

Al igual que ocurre con muchas familias en Navidad, las tensiones se acentúan en estas fechas y siempre se repite la misma tónica: la pretensión de limar las asperezas y no repetir los errores. En eso están en Podemos. Tras la batalla por Podemos Madrid, el sistema de votación para el Vistalegre II y la destitución de José Manuel López como parte de la purga -palabra innombrable para los morados-, desde Podemos buscan calmar las aguas, pero el sector afín a íñigo Errejón está dispuesto a todo.

Juan Carlos Monedero ha sentenciado: “Ya se ha acabado”. Así de tajante se ha mostrado en una entrevista en Telecinco durante la mañana de este jueves, donde ha aseverado que la división ha sido poco menos que una invención de los medios de comunicación y que el debate no era el “cómo” sino el “para qué”, y los medios buscaban “ruido” para “conseguir audiencia”.

El que fuera cofundador de la formación morada ha indicado que con el vídeo en el que Pablo Iglesias respondía a la petición de unidad de la abuela de Podemos se dio carpetazo al asunto: “Pablo fue contundente”. El error, dice Monedero, ha sido hacer público el debate interno. El resto, culpa de los medios, que “les interesa seguir echando gasolina al asunto”.

Sin embargo, parece que a Monedero se le ha olvidado las veces en las que o bien él o miembros de la formación han sido los que prendieron la cerilla. De hecho, no hace ni diez días cuando el propio Monedero acusó a Íñigo Errejón de echarle un “pulso” a Iglesias y le instó a “tener el coraje de disputar las propuestas políticas” y “no cometer torpezas”. Y no es la primera vez que Monedero se dirige en términos semejantes al número dos morado. En septiembre llegó a afirmar que “ha sido infantil [Errejón], como cuando desapareció dos semanas tras una discusión interna”.

No son los medios...

Pero no solo ha sido Monedero el que ha avivado una división que incluso podría llevar a Iglesias ante los tribunales después de que, saltándose a la torera la normativa interna de Podemos, dictaminara que los morados se presentarían a las elecciones gallegas de la mano de En Marea y admitían sus reglas para las primarias.

El propio secretario general y su número dos hicieron públicas sus diferencias de estrategia en Twitter, el eurodiputado Miguel Urbán -del sector anticapitalista- señaló este miércoles que “tenemos que dejar de parecer un patio de colegio”, Tania Sánchez acusó a Iglesias de chantaje al unificar persona y documentos para el Vistalegre II y Echenique participó en una campaña contra Errejón. Según el criterio de Monedero, estas declaraciones serían una invención de los medios para ganar audiencia.

Fuentes internas afines a Errejón señalan que "ahora, es fuego a discreción" ya que "no tenía sentido callarnos más"

Y todo esto, a colación del último episodio de la serie de la división de Podemos: la destitución de José Manuel López, quien este jueves ha estado en RNE y ha señalado que la asignatura pendiente de Podemos es “gestionar la pluralidad de opiniones”. De hecho, López apuntó este miércoles que “yo pensaba que la diferencia era un valor en Podemos” y que “ha habido un tic de vieja política”.

Errejonistas, ¿y ahora qué?

La división es clara y el campo de batalla para el Vistalegre II ya está dispuesto. En este sentido, los errejonistas analizan cómo encarar el combate final tras perder el sistema de votación. Fuentes internas señalan a ELPLURAL.COM que se baraja presentar una lista errejonista porque “no queda otra”, pero que se esperará a ver los pasos de los pablistas. Eso sí, las mismas fuentes señalan que está claro que “ahora, es fuego a discreción”: “Hemos decidido que ya no tenía sentido callarnos más. Siempre nos hemos callado y nos ha ido como nos ha ido”.

 

Adrián Lardiez es redactor de El Plural