Política
Peñas, Correa y Crespo
José Luis Peñas declara ante la atenta mirada de Francisco Correa, a quien acompaña Pablo Crespo

Peñas admite que Correa le entregó dinero para su partido pero niega que le pagara sueldos

El abogado de Álvaro Pérez fue amonestado por el tribunal: "No siempre se escuchan las respuesta que uno quiere oír"

0
Mié, 14 Dic 2016

Después de sus declaraciones a ELPLURAL.COM, José Luis Peñas ha encarado la segunda jornada de su interrogatorio por parte de la Fiscalía como procesado en el juicio de la primera época de la Gürtel, donde afronta una petición de más de seis años de cárcel. Allí ante el juez ha vuelto a insistir en que mientras fue asesor del exalcalde de Majadohonda y también procesado, Guillermo Ortega, él no tuvo ninguna responsabilidad ni posiblidad a la hora de autorizar gastos, mientras que en su época de concejal sí pero era un área "muy compleja" con diferentes áreas en la que participan técnicos y el arquitecto municipal. Tampoco recordaba haber figurado en ninguna mesa de contratación.

El dinero para el PP
En su declaración, el exedil ha asegurado que se enteró por un fax de directrices políticas en el Ayuntamiento de Majadahonda para recompensar a empresas que habían donado en campaña electoral. Hizo referencia también al "dinero que hay que llevar a Génova" que se menciona en las conversaciones grabadas, en alusión a la sede nacional del PP. No sabe quién era el recaudador aunque admite que Guillermo Ortega como secretario de Organización del PP madrileño por aquel entonces podía acceder a cualquiera en el partido. Alertó de que entiende que los pagos no tenían que ser siempre físicos, sino también por ejemplo con actos. En cualquier caso recordó que Correa sí habla en las conversaciones grabadas de entregas físicas de dinero. 

Los controvertidos pagos de Correa
Ha recreado cómo en plenas desavenencias internas Ortega fue apartado por el PP de la alcaldía en 2005 pero "no le fue mal" ya que le recolocaron ganando más dinero en el Mercado Puerta de Toledo. La parte más controvertida para Peñas llegó con las preguntas sobre los apuntes contables de la caja B de la trama en la que aparece como receptor de pagos por parte de Correa. El exedil insitió en que Correa le ayudó en la creación de un partido político cuando rompió con el PP de Majadahonda y denunció irregularidades urbanísticas, aunque aseguró que las donaciones no eran de éste directamente sino de empresarios. También aseguró que las anotaciones de pagos a Peñas en esa contabilidad B corresponden a José Peña, un empleado de Sufi que ya ha fallecido, una de las empresas vinculadas a la trama. Esta respuesta
provocó un fuerte choque en el receso entre Correa y Peñas con insultos de por medio. En la sala el juez también tuvo que llamar la atención a Correa por sus aspavientos, lo que el declarante ha atribuido posteriormente en declaraciones a los medios a intentos de desestabilizarle.  

El exedil insistió ante el tribunal en que no recibió pagos del presunto cabecilla de la trama y que el dinero que le entregó para su partido Corporación Majadahonda procedía de empresas. Ya durante el turno de preguntas de las defensas ha subrayado que "jamás le he pedido nada" a Correa y fue él "el que me pide cosas a mí" como se demuestra en las grabaciones. Subrayó que ese partido era "un instrumento" para estar cerca de Correa. También negó que nunca pretendiera extorsionar a Correa al grabarle como éste le ha acusado en algunas ocasiones y se preguntó por qué no le había denunciado si cree tal cosa. Se negó a contestar las preguntas del abogado de Guillermo Oterga, clave a la hora de dirimir las responsabilidades de las imputaciones que pesan sobre él, ya que el exalcalde no iba a responder a nadie. Ortega consiguió declarar en último lugar con un cambio de letrado.  

Amonestación al abogado de Pérez: "No siempre se escuchan las respuesta que uno quiere oír"
El letrado de Luis Bárcenas quiso saber si cuando en las grabaciones se hace referencia a dinero para Génova 13 se podía referir a la sede del PP de Madrid, que también está ubidada allí, pero Peñas fue tajante sobre que se aludía al PP nacional. El presidente de la Sala amonestó al abogado de Álvaro Pérez por su insistencia a la hora de elucubrar sobre qué habría pasado si Corporación Majadahonda hubiera ganado las elecciones o sobre quién había accedido a las grabaciones antes de su entrega a la Fiscalía. A este último Peñas apuntó que “gente de mi absoluta confianza” y el juez que preside la Sala, ante la insistencia del abogado de El Bigotes, tachó la cuestión de impertinente y le recordó que  "no siempre se escuchan las respuesta que uno quiere oír".

A preguntas de su propio letrado, Peñas insistió en que "como concejal no hay ningún contrato de mis concejalías referenciado en la causa" y lamentó que por su buena relación con la mujer de Correa y por las grabaciones "me han puesto en un foco muy próximo a la trama" cuando no es así. Aseguró que nunca participó en reuniones de concertación de contratos con la trama.