La cantautora madrileña Nat Simons acaba de debutar con el álbum Home on high (el título es, obviamente, una referencia al verso de Van Morrison), que produce David Gwynn, también productor de Marlango. Autodidacta, su sonido tiene el sabor del mejor country y del mejor rock, e integra todas sus texturas. Ella misma se escribe las letras y compone sus canciones.


¿De dónde viene el nombre de Nat Simons?


Proviene del nombre ‘’Simon’s Cat’’(nombre de un cómic) siempre me gustó ese nombre, como sonaba y como quedaba escrito y un día quise apropiarmelo adaptandolo al mío, incluso antes de empezar con mi carrera musical.


¿Por qué la referencia a Van Morrison en el título de tu álbum?


La letra de la canción Astral week me pareció muy inspiradora, sobretodo en la parte que dice ‘’In another world, in another time, got a home on high, ain't nothing but a stranger in this world’’ me sentí muy identificada con la letra y me gustó el concepto de tener una casa en las alturas, me pareció que esa ‘’casa’’ era una forma poética de explicar como me resguardo en la música para huir de la realidad.


Sin embargo, tu mayor referente es Bob Dylan, ¿no?


Si, mi pasión por Bob Dylan fue lo que hizo que empezara a coger la guitarra y a componer y por eso mis primeras canciones están muy influenciadas por su música, para mi ha sido un el referente muy importante siempre.


Todo empezó en el año 2009, cuando grabaste con tu ordenador varias canciones tuyas y las colgaste en Myspace. Poco después, te enteraste de que estabas nominada a los premios Pop-Eye a la mejor artista folk del año. ¿Cómo fue aquello?


Fue algo muy curioso porque nunca me lo hubiera esperado en aquel entonces, apenas había pasado tiempo desde que empecé a coger la guitarra y había empezado a componer mis primeras melodías y de forma muy ‘’amateur’’ las grababa sin micrófonos, sólo con una grabadora del ordenador y después las subia al myspace. Cuando me escribieron desde Cáceres para darme la noticia me pareció increible. Ese tipo de cosas eran las que me animaban a tomarme mi música un poco más en serio y a seguir haciendo canciones.


Cuántas cosas permiten las nuevas tecnologías. ¿Tienen algún inconveniente?


Para mi ninguna, si se habla en el sentido de la promoción es mucho más fácil ahora a través plataformas y redes sociales darse a conocer sin coste ninguno, en algunas ocasiones. Pero también internet tiene su parte negativa y es lo que ha acabado con la industria musical en lo que la venta de discos se refiere, ya que ahora con internet apenas nadie compra discos físicos, siempre hay gente que compra vinilos o cds pero somos muy pocos y creo que las plataformas digitales aún no encontraron la fórmula correcta para dar dinero a la industria musical como antes.


En los últimos años se habla de un boom de vocalistas femeninas con este estilo folk. ¿Tú lo percibes así, crees que existe tal boom?


Hace algunos años salieron a la luz varias vocalistas femeninas que hacían un estilo parecido al folk en inglés, supongo que antes también existirían algunas de ellas, pero se puso de moda ese estilo y por eso se empezaron a conocer más nombres, creo que ese fue el verdadero boom...a día de hoy, no sabría decirte, se que hay nuevos nombres que han salido a la luz y otras mujeres que en su día hacían un estilo más parecido al folk y ahora han tirado por otros estilos. Lo bueno es que creo que aún sigue vigente en la escena y no ha desaparecido.


En los créditos del disco figuran nombres muy interesantes: David Gwynn,  Manuel Cabezalí de Havalina, Jack Jamison del dúo Cañones y Mantequilla... ¿Cómo, siendo una debutante, has reunido a esta tropa?


Creo que ha sido gracias a todo el rodaje por salas de Madrid los años antes de grabar el disco. Gracias a eso he ido conociendo a mucha gente y sobretodo gente del mundo de la música  y creo que eso ha sido fundamental para rodearme de profesionales, para mi ha sido muy positivo.


¿De qué te gusta hablar en tus canciones?


Me gusta hablar de lo que siento en cada momento, habló mucho de sensaciones,  algunas canciones son muy directas como si se lo dijera a alguien a la cara, otras  son historias que viven otros personajes con algo de ficción pero realmente son sensaciones personales, en otras canciones reivindico cosas que siento en ese momento necesarias, también me gusta mucho hablar de la sensación de estar siempre viajando de un lado para otro... de la libertad, de irse fuera.


Además de cantar, tocas la guitarra y la armónica. ¿Cómo empezaste con la armónica?


Lo de la armónica fue casi contemporáneo a coger la guitarra, desde que me empecé a apasionarme por artistas como Bob Dylan o Neil Young mis canciones siempre las escuche con armonica y como la guitarra, la empecé a aprender de una forma autodidacta hasta el día de hoy.


Y, ¿qué tal se te da lo de moverte en el escenario? Tus conciertos son bastante intimistas, así que me imagino que es más fácil que entres en contacto con el público.


Yo noto que depende mucho del tipo de concierto, me suele gustar mucho el cara a cara con el público donde puedo hablar y contar mis historias, pero hay veces que tocando con la banda en salas más grandes parece que el show tira más hacia algo más eléctrico y con más fuerza y tal vez más movido, entonces esa intimidad se pierde, creo que aun me tengo que acostumbrar a este tipo de formato como lo hice con el formato más acústico e íntimo, pero ambos me gustan mucho y cada vez me siento más a gusto encima del escenario.


natsimons.tumblr.com


FOTO: JACOBO MEDRANO.