Revuelto de espinacas con gambas

 

 

Revuelto de espinacas con gambas.

¿Con qué?

Dos paquetes de hojas de espinacas, cuarto de gambas congeladas peladas, tres huevos, dos dientes de ajo, una guindilla, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Descongelamos las gambas dejándolas fuera del congelador el día anterior o bien, de forma rápida, en agua caliente y las secamos. En una sartén con una cucharada de aceite –en dos tandas- hacemos las espinacas, las dejamos escurrir en un colador, las cortamos, salamos y reservamos. En la misma sartén ponemos dos cucharadas de aceite, fileteamos los dientes de ajo y, cuando estén dorados, echamos la guindilla y las gambas, removemos dos minutos y añadimos las espinacas, mezclamos bien y estrellamos los huevos, revolvemos con cuidado y servimos cuando consigamos el cuaje deseado.

 

Albóndigas de carne

 

Albóndigas de carne con piñones.

¿Con qué?

Un kilo de carne picada de ternera, un huevo, pan rallado, dos dientes de ajo, una cebolleta, aceite de oliva, sal, una copa de brandy, piñones, dos zanahorias, harina, pimienta y tomillo.

¿Cómo?

El día anterior preparamos la carne en un cuenco con el huevo crudo, un poco de pan rallado, el brandy, pimienta, tomillo, un puñado de piñones, el ajo muy picado, sal, amasamos hasta hacer una mezcla de todos los elementos y dejamos tapada en la nevera. A la hora de hacer las albóndigas –se pueden usar las manos o dos cucharas- se pone una sartén al fuego con dos cucharadas de aceite, enharinamos las bolas de albóndiga y las freímos a fuego vivo hasta que se doren y reservamos. Ponemos al fuego la olla exprés con un poco de aceite en el que pochamos la cebolleta cortada en tiras y las zanahorias, echamos las albóndigas, vertemos el resto del brandy, dejamos hervir un poco, cubrimos de agua caliente, cerramos la olla y dejamos hervir ocho minutos, apagamos, esperamos a que enfríe, abrimos y podemos servir con patatas fritas o arroz blanco.

Manzana asada.

El precio de este menú está en torno a los 12 euros.