Ravioli con tomate y cebolleta.
¿Con qué?
Medio kilo de raviolis frescos con ricota y espinacas, tres tomates maduros, un par de cebolletas, aceite de oliva, orégano y sal.
¿Cómo?

Mientras se cuecen los raviolis en bastante agua con sal y unas gotas de aceite, preparamos la salsa: en una cazuela pequeña vertemos dos cucharadas de aceite y pochamos las cebolletas, cortadas en juliana, a fuego lento y, cuando estén trasparentes, echamos los tomates pelados y cortados en rodajas finas y dejamos cocer a fuego medio durante quince minutos. Servimos raviolis y colocamos la salsa en medio.



 

Filetes empanados de rabillo de ternera y pimientos.
¿Con qué?
Un kilo de filetes de rabillo de ternera, dos huevos, pan rallado, media docena de pimientos verdes -italianos-, aceite de oliva, pimienta y sal.
¿Cómo?
Hacemos los pimientos en el horno, si los queremos asados, o en la freidora, si los queremos fritos; entretanto salpimentamos los filetes, los mojamos bien en el huevo batido, los pasamos por el pan rallado y los freímos en abundante aceite muy caliente. Servimos con los pimientos.

Pasteles de la confitería del barrio o pueblo.

El precio de esta propuesta está sobre los 14 euros.