Piña con jamón serrano.
¿Con qué?
Una piña, cuarto de jamón serrano y aceite de oliva.
¿Cómo?

Este es un plato muy sencillo y eficaz y propio del otoño que estamos viviendo, tan suave que las plantas se confunden. La forma es muy sencilla podemos pelar la piña y cortarla en rodajas y servirla con el jamón serrano en virutas. La otra forma es pelar la piña, quitarle el núcleo duro y rellenarlo de jamón serrano y cortar en rodajas para servir. En esta última forma rociar el jamón con unas gotas de aceite de oliva virgen. En ambos casos está delicioso.



 

Emperador con pimientos y cebolleta a la plancha.
¿Con qué?
Seiscientos gramos de filetes de emperador o pez espada, dos pimientos al gusto, una copa de vino espumoso, dos cebolletas, dos dientes de ajo, aceite de oliva y sal.
¿Cómo?
Maceramos los filetes de emperador en vino espumoso durante unas horas, escurrimos y fileteamos los dientes de ajo sobre el pescado. En una sartén con dos cucharadas de aceite hacemos los pimientos cortados en tiras y la cebolleta morada, cortada de igual forma. Salamos las verduras y las colocamos en la fuente de servir y hacemos los filetes de emperador a la plancha con unas gotas de aceite. Servimos emperador con pimientos y cebolleta.

Higos con yogur.

El coste de este menú, dependiendo del jamón elegido, está entre 15 y 20 euros.