Mejillones al natural.
¿Con qué?
Kilo y medio de mejillones, un limón, una copa de vino blanco, aceite de oliva, una hoja de laurel, perejil y sal.
¿Cómo?
Limpiamos los mejillones después de ponerlos durante una hora en agua fría con sal -raspamos las algas y hiervas marinas-. En una sartén vertemos agua, la copa de vino, unas gotas de aceite de oliva, la hoja de laurel, sal y perejil picado; cuando empieza a hervir echamos los mejillones y removemos para que a todos les llegue el caldo, esperamos diez minutos a que vuelvan a hervir y se abran, apagamos, reposan cinco minutos, rociamos con jugo de limón y servimos.



 

Pechuga de gallina en filetes con pimentón y patatas.
¿Con qué?
Un kilo de filetes de pechuga de gallina, pimentón, una cebolleta, tres patatas grandes, aceite de girasol, una copa de vino blanco seco, tomillo, dos dientes de ajo y sal.
¿Cómo?

Maceramos los filetes de pechuga en el vino el día anterior -debe ser gallina joven con carne, más que huesuda-; preparamos las patatas fritas con la cebolleta a fuego lento y, una vez hechas, escurrimos parte del aceite y freímos los filetes de pechuga a fuego vivo, espolvoreamos de tomillo, salamos y reservamos. En el aceite de las patatas, pochamos los dientes de ajo, retiramos del fuego y echamos una cucharada de pimentón. Servimos filetes y patatas y la salsa de pimentón al gusto de cada comensal.

Melocotones de Calanda.