Lombarda con patatas.

¿Con qué?

Una lombarda, una cebolla, tres patatas grandes, un hueso de jamón, aceite de oliva, vinagre  y sal.

¿Cómo?

Escaldamos la lombarda, cortada en tiras, en agua hirviendo con unas gotas de vinagre. Cocemos después la misma lombarda escurrida en una cazuela con las patatas peladas, cortadas en gajos y el hueso de jamón durante media hora. Podemos reservar el caldo para una sopa posterior. En una sartén con dos cucharadas de aceite pochamos media cebolla cortada en tiras pequeñas y, una vez transparente, rociamos la lombarda y las patatas escurridas con el contenido de la sartén. Servimos en plato plano, sin caldo.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"40319","attributes":{"class":"media-image alignleft size-full wp-image-17820","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"177","height":"144","alt":"Pavo empanado con queso y jam\u00f3n cocido"}}]]

 

Filetes de pechuga de pavo rellenos.

¿Con qué?

Un kilo de filetes de pechuga de pavo, cuarto de jamón cocido en lonchas, cuarto de queso gruyer en lonchas, dos huevos, pan rallado, tomillo, pimienta, aceite de girasol y sal.

¿Cómo?

Pedimos en la pollería que los filetes sean finos y grandes para poder doblarlos; los sazonamos con tomillo pimienta y sal y los extendemos en una tabla, ponemos encima una loncha de jamón cocido y una de queso, los doblamos, los pasamos por el huevo batido, empanamos y freímos en bastante aceite muy caliente. Al sacarlos de la sartén los colocamos en una fuente con papel de cocina para que escurran el aceite de freír. Servimos dos filetes por comensal y podemos acompañar de patatas o una verdura frita.

Manzana asada.