Judías blancas tiernas con costillas

 

Judías blancas con falda de ternera.

¿Con qué?

Trescientos gramos de judías blancas, medio kilo de falda de ternera sin hueso, una cebolla, un hueso de jamón, un tomate de pera, una hoja de laurel, aceite de oliva, pimentón y sal.

¿Cómo?

El día anterior ponemos las judías a remojo. En una olla exprés echamos las judías escurridas, el hueso de jamón, media cebolla, el tomate de pera entero y la hoja de laurel y esperamos a que hierva; entretanto en una sartén con dos cucharadas de aceite freímos a fuego vivo la falda de ternera cortada en trozos pequeños y cuando está dorada, desespumamos las judías –previamente asustadas como hemos hecho otras veces- salamos, añadimos la falda, cerramos la olla y esperamos doce minutos, apagamos y dejamos enfriar, mientras en el aceite, donde doramos la falda de ternera, pochamos el resto de cebolla a fuego suave y cuando esté, retiramos del fuego, pellizcamos de pimentón y lo vertemos sobre las judías, removemos y servimos en plato hondo.

Tomates rellenos de atún y queso

 

 

Tomates rellenos con queso fresco.

¿Con qué?

Seis tomates grandes, medio kilo de queso fresco al gusto, orégano, aceite de oliva virgen y sal.

¿Cómo?

Escaldamos los tomates en agua hirviendo para poder pelarlos mejor, los abrimos por la parte del pedúnculo y le quitamos todas las pepitas, salamos y rociamos unas gotas de aceite de oliva, rellenamos de queso fresco –puede ser crema- espolvoreamos un poco de orégano e introducimos en el horno a 180º C durante cinco minutos. Servimos un tomate a cada comensal.

Naranja preparada con azúcar moreno.

El precio de esta propuesta está sobre los 8 euros.