A punto de cumplirse los treinta años de su debut y veinticinco de su separación, Guns and Roses vuelven a la Jungla de la carretera y los conciertos. Hablamos, claro está, de los Roses fetén, aquellos que crearon esa maravilla llamada “Appetite For Destruction” que se convirtió en el debut más vendido de la historia. 

 

Fue llevado a cabo por Axl Rose en las voces, Slah, en la guitarras solistas; Izzy Stradlin en las rítmicas; Duff McKagan al bajo y Steven Adler a la batería. Salvo Axa , que se había quedado con el nombre del grupo e incluso grabó un disco con el, ninguno de los otro cuatro estaba ahora en la banda. Aunque cada uno por su cuenta habían seguido vinculados al rock.

 

Sonido más crudo que nalgas de ramera

Una de las frases más desafortunadas pero más gráficas a la hora de explicar el sonido del disco fue que era más crudo que unas nalgas de ramera”. La rasposidad y aspereza de las guitarras y los demoledores golpes de bajo y batería recrudecían aún más, si cabe, la agudísima, penetrante y gritona voz de Axl. Pintiparado todo ello para unas canciones salvajes, llenas de rabia, suciedad, fuerza y velocidad.

 

¿Quién ha sido capaz de escuchar Welcome to The Jungle”, “It´s So Easy” o “Sweet Child O´Mine” , sin que se le movieran pies, cabeza y corazón? Y es lógico, porqueestamos ante las canciones más genuinas de una banda genuina. Quizás, de las aparecidas en las últimas décadas, la única con el carisma, la chulería y el carácter que pedía el rock en sus comienzos. Y ahora podremos disfrutarla de nuevo en directo. Empezando por el festival californiano de Coachella.

 

Sello: Universal. Discografía: “Use Your Illusion” (I y II), “The Spaghetti Incident”. Influidos por: Stones, Aerosmith, Nazareth. Influyen en: Neurotic Outsiders, Acheron, Four Horsemen