Guisantes y alcachofas.

¿Con qué?

Cuarto de guisantes congelados y seis alcachofas, una cebolleta, un tomate maduro, una punta de jamón, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Cocemos las alcachofas en abundante agua con sal, las limpiamos una vez enfriadas y reservamos. Cocemos la punta de jamón en el agua de las alcachofas y la reservamos, al igual que parte del caldo. En una cazuela pochamos la cebolleta cortada en tiras y un tomate maduro pelado, sin pepitas y cortado en rodajas; cuando esté todo blando y meloso añadimos un poco de caldo y echamos los guisantes. Los dejamos cocer diez minutos, escurrimos, situamos los guisantes en una fuente con las alcachofas, hacemos lascas de la punta de jamón y las añadimos. Servimos guisantes, alcachofas y jamón.

Rabo de ternera con arroz.

¿Con qué?

Un rabo de ternera de dos kilos, dos cebollas, tres zanahorias, dos hojas de laurel, pimienta en grano, clavo, dos tomates maduros, trescientos gramos de arroz, un pimiento verde italiano, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

En una olla exprés grande vertemos abundante agua y cuando esté hirviendo echamos el rabo de ternera, las cebollas a las que hemos pinchado cuatro granos de clavo, las zanahorias cortadas en tiras anchas, los tomates, dos hojas de laurel y unos granos de pimienta; cerramos la olla y dejamos cocer durante veinte minutos. Apagamos y dejamos enfriar, abrimos, salamos y dejamos que hierva cinco minutos. Si tenemos tiempo y ganas, podemos deshuesar el rabo, poner todas las verduras en un recipiente de batidora y batir, vertemos sobre el rabo deshuesado y lo mantenemos caliente en el horno. Entretanto en una cazuela baja rehogamos un poco de cebolla muy picada, el pimiento y medio tomate pelado y cortado en dados con el arroz, vertemos caldo del rabo y dejamos cocer durante quince minutos. Servimos rabo de ternera con arroz seco.

Chirimoya.