Gazpacho con virutas de salmón marinado y huevo duro.

¿Con qué?

Tres tomates maduros, dos pimientos verdes, dos cebolletas, aceite de oliva virgen extra, medio pepino, sal, vinagre de Jerez, tres rebanadas de pan, dos huevos duros, doscientos gramos de salmón marinado y unas pocas alcaparras.

¿Cómo?

Pelamos los tomates y les quitamos las pepitas -para que el gazpacho sea más suave- y los cortamos en el recipiente de la trituradora, ponemos el pimiento sin simientes, las cebolletas, el pepino pelado, añadimos las rebanadas de pan sin corteza, cubrimos de agua fresca y sazonamos con sal, la justa, vinagre, una cucharada y aceite de oliva virgen extra de forma generosa. Trituramos, pasamos por el chino, ponemos unos cubos de hielo -3- y guardamos cubierto en la nevera. En tres platos de postre ponemos el salmón cortado en dados pequeños, los huevos duros rallados y las alcaparras partidas.
Servimos en taza y cada comensal se sirve el acompañamiento.


Pollo al vino.

¿Con qué?

Un pollo troceado de un kilo y medio, dos cebolla grande, dos lonchas de tocino, mantequilla o aceite de oliva, tomillo, una hoja de laurel, media copa de brandy, vino tinto, pimienta y sal.

¿Cómo?

Este es un plato muy francés -coq au vin-. En una cazuela ponemos mantequilla o aceite de oliva, al gusto, y doramos el pollo durante unos 5 minutos añadiendo un poco de brandy y reservamos. En la misma cazuela pochamos la cebolla cortada en dados y el tocino y cuando este transparente  la cebolla volvemos a poner el pollo al que espolvoreamos  un poco de tomillo, pimienta, sal y la hoja de laurel, cubrimos con el vino tinto –la calidad del vino es importante- y dejamos cocer durante 40 minutos a fuego lento o quince minutos en la olla exprés. Apagamos y dejamos reposar cinco minutos. Servimos trozos de pollo con salsa.

Fruta de primavera al gusto