Gazpacho con virutas de salmón y almendras.

¿Con qué?

Tres tomates maduros, dos pimientos verdes, dos cebolletas, aceite de oliva virgen extra, medio pepino, sal, vinagre de Jerez, tres rebanadas de pan, un diente de ajo, dos huevos duros, doscientos gramos de salmón marinado, cien gramos de almendras fritas y unas pocas alcaparras.

¿Cómo?

Pelamos los tomates y les quitamos las pepitas -para que el gazpacho sea más suave- y los cortamos en el recipiente de la trituradora, ponemos el pimiento sin simientes, las cebolletas, el pepino pelado, el diente de ajo, añadimos las rebanadas de pan sin corteza, cubrimos de agua fresca y sazonamos con sal, la justa, vinagre, una o dos cucharadas y aceite de oliva virgen extra de forma generosa. Trituramos, pasamos por el chino y guardamos cubierto en la nevera. En tres platos de postre ponemos el salmón cortado en dados pequeños, las almendras fritas ralladas y las alcaparras partidas. Servimos en taza o cuenco y cada comensal se sirve el acompañamiento.

Espagueti con berberechos y hueva.

¿Con qué?

Medio kilo de espaguetis, un kilo de berberechos o dos latas de berberechos naturales, cien gramos de hueva de maruca, aceite de oliva virgen extra, sal, una copa de vino blanco, un limón y perejil.

¿Cómo?

En una sartén con un poco de agua vertemos el vino blanco, un poco de sal, perejil y cocemos los berberechos, retiramos cuando se abren. Entretanto hemos puesto al fuego una cazuela con bastante agua y con sal para cocer los espaguetis durante ocho o diez minutos, según el gusto y menos si son frescos. Rallamos la hueva de maruca y la ponemos en un plato pequeño para que cada uno se sirva. Escurrimos los espaguetis y los berberechos y mezclamos rociando con un poco de aceite de oliva virgen extra. Servimos en plato hondo.

 Yogur helado.