Gazpacho con jamón serrano.
¿Con qué?
Tres tomates maduros, medio pimiento verde, medio pepino, un diente de ajo, aceite de oliva, vinagre de vino, dos rebanadas de pan receso, ciento cincuenta gramos de jamón serrano y sal.
¿Cómo?
Pelamos los tres tomates maduros, los troceamos y ponemos en la trituradora, añadimos el medio pimiento -sin pepitas y sin la punta- el medio pepino pelado, medio diente de ajo, las rebanadas de pan receso troceadas, agua fresca, dos cucharadas de vinagre de vino, aceite de oliva virgen en la cantidad deseada; se licúa todo, se pasa por el chino y se mete diez minutos en el congelador. Entretanto cortamos el jamón serrano en virutas finas, servimos el gazpacho y el jamón lo situamos en el centro de la mesa para que cada comensal se sirva.



 

Longanizas y panceta a la brasa.
¿Con qué?
Cuarto de panceta en filetes, cuarto de longanizas blancas y lo mismo de longanizas rojas, cuarto de morcillas, carbón vegetal para la barbacoa y sal.
¿Cómo?
Como estamos al final de las vacaciones es bueno aprovechar para hacer comidas en el campo, propio o público y por eso sugerimos longanizas, las típicas del lugar donde nos encontremos de vacaciones y panceta; preparamos las brasas con carbón vegetal -da menos trabajo que la leña y es menos peligroso- situamos en la parrilla la panceta en tiras y las longanizas y las morcillas, esperamos y servimos con una ensalada verde o alguna verdura que también podemos hacer a la brasa.

Sandía en su jugo.