Garbanzos con jamón y pencas de acelga.
¿Con qué?
Cuarto de garbanzos, un par de huesos de jamón con carne, las pencas de un manojo de acelgas, una hoja de laurel, aceite de oliva, un huevo, pan rallado y sal.
¿Cómo?

El día anterior ponemos los garbanzos a remojo. En la olla exprés cocemos los garbanzos en bastante agua con la hoja de laurel y los huesos de jamón; entretanto limpiamos las pencas de hilos y las escaldamos con bastante agua y unas gotas de vinagre. Las secamos, las enharinamos, bañamos en huevo batido y freímos. Sacamos los garbanzos, la carne de los huesos de jamón, los pasamos por la sartén muy caliente –dos minutos- y servimos garbanzos y pencas.



 

Salmón en sal.
¿Con qué?
Un salmón de un kilo, más o menos, sal de horno y aceite de oliva.
¿Cómo?
Pedimos en la pescadería que nos den el salmón limpio de tripa y cerrado -con o sin cabeza, al gusto-. En una bandeja de horno ponemos una capa -como de un centímetro- de sal de cocina, colocamos encimael salmón entero, lo rociamos con unas gotas de agua y lo introducimos en el horno, a 160º C de temperatura, durante veinte minutos. Apagamos y reposa cinco minutos. Servimos salmón asado –rociar unas gotas de aceite de oliva virgen crudo- y podemos acompañar de patatas o verduras cocidas

Sandía en su jugo.