Estofado de patatas con pavo.

¿Con qué?

Un kilo de patatas, cuatro contra-muslos de pavo, dos pimientos verdes, una cebolla, dos tomates maduros, un puerro, una hoja de laurel, pimentón, seis granos de pimienta negra, sal, una copa de brandy y aceite de oliva.

¿Cómo?

En la pollería pedimos que nos deshuesen los contra-muslos, los corten en dados y que nos den los huesos. En un cazo vertemos agua y hervimos los huesos del pavo con sal durante media hora. Entretanto en una cazuela echamos dos cucharadas de aceite y rehogamos la carne de pavo vertiendo un poco de brandy, reservamos y en el mismo aceite pochamos la cebolla, cortada en dados, el puerro, cortado en rodajas finas, los pimientos, cortados en tiras; cuando esta todo meloso añadimos los tomates, cortados en dados sin piel y sin pepitas, removemos durante cinco minutos y añadimos las patatas, la hoja de laurel, un pellizco de pimentón dulce, la pimienta y mezclamos bien todo, depositamos la carne de pavo con todo el jugo que haya soltado, cubrimos de caldo de los huesos y dejamos cocer durante media hora a fuego lento. De vez en cuando movemos la cazuela que se espese el caldo. Servimos en plato hondo y con cuchara.

Ensalada de Frutas.

¿Con qué?

Fruta variada exótica, como mango, papaya, piña, guayaba, etc. una lima,  una naranja y canela.

¿Cómo?

En una bandeja amplia colocamos la fruta antes de empezar a comer para que no esté fría de la nevera y recupere su sabor y tersura natural. Colocarla cada una en una parte de la bandeja o mezclándola, al gusto. Rociar todo con un poco de lima, espolvorear una pizca de canela y poner en el centro de la mesa para que cada comensal se sirva a su gusto. Se puede acompañar de queso fresco para dar un poco más de consistencia al plato.

Pasteles variados, de la confitería más cercana.