Entremeses variados.

¿Con qué?

Un manojo de espárragos verdes, trescientos gramos de queso brie en tacos rectangulares, seis rebanadas de pan al gusto, almendras crudas, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Cortamos la parte comestible de los espárragos y los pasamos por la plancha o la sartén con una gota de aceite y reservamos. Para mantenerlos calientes los podemos meter en el horno al hacer el queso brie. En una sartén limpia vertemos dos cucharadas de aceite y cuando esté muy caliente añadimos las almendras crudas y peladas removemos para que se doren todas por igual y cuando estén al gusto, las retiramos escurridas y las ponemos en un plato con papel de cocina para que suelten el aceite, las salamos y las ponemos en la mesa en bandeja pequeña. En una fuente de horno colocamos las rebanadas de pan cortadas por la mitad con una gota de aceite y encima el taco de queso brie y la introducimos en el horno a 180º C durante diez minutos. Colocamos todo en la mesa para que cada comensal se sirva a su gusto.

Lasaña de verdura y bonito del norte.

¿Con qué?

Medio kilo de pasta para lasaña, una berenjena, un pimiento morrón, una cebolla, dos tomates maduros grandes, una cebolleta, trescientos gramos de bonito del norte en conserva o fresco, aceite de oliva, leche, harina, un bote pequeño de tomate triturado, queso rallado, azúcar moreno y sal.

¿Cómo?

Colocamos todas las verduras en una fuente de horno por este orden: berenjena, calabacín, pimiento morrón y cebolla y cuando lleve quince minutos a 160º C, ponemos los tomates dejamos diez minutos más y apagamos, pelamos, cortamos en trozos pequeños, salamos y reservamos. Entretanto pasamos el bonito del norte por la plancha o la sartén con unas gotas de aceite y reservamos después de desmigarlo. En la misma sartén vertemos un poco más de aceite y pochamos media cebolleta cortada en dados y cuando empieza a estar blanda se añade el tomate triturado, se sala, se pellizca de azúcar y se deja cocer durante un cuarto de hora a fuego lento, al término añadimos el bonito. Eso nos permite preparar la bechamel como hemos especificado otras veces: aceite de oliva, dos cucharadas, dos de harina, sal, leche –una vez que la harina esté igualada sin grumos y fuera del fuego- y mantener a fuego medio moviendo con cuchara de palo hasta que cuaje. En una fuente de horno esparcimos un poco de aceite y bechamel, colocamos la primera fila de pasta, las verduras asadas, tomate con el bonito, bechamel, queso rallado y una nueva fila de pasta y así sucesivamente hasta que se acaben los elementos. Introducimos en el horno a 200º durante veinte minutos, bajamos la temperatura a 170º y dejamos diez minutos más, apagamos, esperamos cinco minutos y servimos.

Fresón al gusto.