Ensalada de repollo cocido con sardinas en vinagre.

¿Con qué?

Un repollo, un hueso de jamón, una docena de sardinas en vinagre, aceite de oliva virgen extra, limón, vinagre, una cebolla y sal.

¿Cómo?

Limpiamos el repollo y los escaldamos en agua hirviendo con unas gotas de vinagre -se deja hervir un minuto y se escurre-. En una cazuela ponemos abundante agua, sal y cocemos el hueso de jamón durante diez minutos, lo retiramos y cocemos el repollo y la cebolla durante quince minutos, escurrimos y dejamos enfriar. Cortamos el repollo en tiras y un poco de la cebolla, reservamos el resto para otro día. Lo situamos en una fuente de servir colocamos las sardinas y rociamos con limón y abundante aceite.

Estofado de bonito con patata rallada.

¿Con qué?

Un kilo de bonito fresco, una cebolla, un pimiento, dos tomates maduros, tres patatas medianas, una hoja de laurel, vinagre, un vaso de vino blanco seco, aceite de oliva, perejil y sal.

¿Cómo?

Pedimos en la pescadería que nos limpien el bonito de piel y espinas. Cocemos las espinas en un poco de agua y reservamos. En una sartén limpia con dos cucharadas de aceite pasamos los trozos de bonito para fijarlos y reservamos. En el mismo aceite pochamos media cebolla muy cortada y reservamos la otra mitad para las patatas ralladas, añadimos el pimiento cortado en tiras y los tomates cortados en rodajas, pelados y sin pepitas y cuando este todo meloso salamos y colocamos el bonito, vertemos un poco de caldo de la espina, ponemos la hoja de laurel y dejamos cocer diez minutos a fuego lento. Entretanto en una sartén con dos cucharadas de aceite ablandamos el resto de la cebolla muy picada y cuando este transparente echamos las patatas ralladas, salamos y revolvemos durante quince minutos y servimos acompañando al bonito y la salsa en que se ha hecho.

Melón en rodajas.