Crema de calabacín con puerros.
¿Con qué?
Un calabacín grande, dos puerros grandes, una patata mediana, una cebolla dulce, mantequilla, aceite de oliva y sal.
¿Cómo?
En una cazuela baja pochamos la cebolla dulce cortada en tiras, añadimos los puerros cortados en rodajas, lo mismo que el calabacín y la patata y, cuando estén bien rehogados, vertemos un poco de agua y dejamos cocer durante veinte minutos, salamos, trituramos en la batidora, pasamos por el chino, añadimos dos cucharadas de mantequilla o margarina al gusto, regulamos de textura y servimos caliente –si se quiere con picatostes-.



 

Garbanzos con vieiras.
¿Con qué?
Trescientos gramos de garbanzos, media docena de vieiras, seis lonchas de tocino finas, un hueso de jamón, aceite de oliva, un tomate grande maduro, una cebolleta y sal.
¿Cómo?
Cocemos los garbanzos, después de dejarlos la noche anterior en agua, en la olla exprés con el hueso de jamón, la cebolleta y el tomate pelado y entero diez minutos -también se pueden usar garbanzos ya cocidos, en ese caso se prepara un refrito con la cebolleta y el tomate-. Apagamos y entretanto envolvemos las vieiras en lonchas de tocino y las fijamos en la plancha o una sartén limpia, escurrimos los garbanzos reservando algo de caldo, en una cazuela baja rehogamos la cebolla y el tomate hasta hacer una salsa suave- podemos añadir un poco de caldo- añadimos los garbanzos, las vieiras fijadas, dejamos cocer cinco minutos y servimos.

Melón en su jugo.