[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"40447","attributes":{"class":"media-image alignleft size-thumbnail wp-image-16441","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"150","height":"150","alt":"Cogollos ali\u00f1ados."}}]]

 

Cogollos de lechuga.
¿Con qué?
Un paquete de cogollos de lechuga, cien gramos de queso duro en virutas, una lata de bonito en conserva, boquerones o anchoas, aceite de oliva, vinagre balsámico y sal.
¿Cómo?
Lavamos los cogollos con abundante agua fría, los cortamos por la mitad y los colocamos en una fuente de servir, salamos, colocamos la conserva elegida sobre los medios cogollos, aliñamos con vinagre balsámico y aceite de oliva virgen. Servimos dos medios cogollos a cada comensal.



 

Solomillo Wellington.
¿Con qué?
Un solomillo de un kilo, doscientos gramos de champiñones, mantequilla, cien gramos de tocino en lonchas, tomillo, un huevo, mostaza, pimienta, hojaldre precocinado, vino de Oporto, aceite de oliva y sal.
¿Cómo?

El solomillo puede ser de ternera -más caro- o de cerdo. Lo doramos en la sartén con un poco de aceite y salpimentamos y reservamos. En la misma sartén pochamos los champiñones cortados en láminas finas y pasamos por la plancha las lonchas de tocino. Sobre una lámina de plástico ponemos parte de las lonchas de tocino, encima colocamos el solomillo, ponemos mostaza al gusto y láminas de champiñones, encima el tocino, cerramos el plástico envolviendo con fuerza y lo metemos en la nevera durante media hora o cuarenta minutos. Entretanto preparamos una salsa con el resto de los champiñones, mantequilla, tomillo y un poco de vino de Oporto calentándolo para evaporar el alcohol. Extendemos el hojaldre sobre una superficie plana, quitamos el plástico del solomillo y los ponemos sobre el hojaldre, cubrimos con el hojaldre e introducimos en el horno calentado a 190 C durante treinta cinco minutos. Servimos en rodajas con la salsa en el centro de la mesa.

Melón en su jugo.

El precio de este menú, dependiendo del solomillo ternera o cerdo, está entre 16 y 26 euros.