Cogollos de lechuga con sardinas en vinagre.

¿Con qué?

Un paquete de cogollos de lechuga, una docena de sardinas en vinagre, sal, aceite de oliva, orégano y un tomate verde.

¿Cómo?

Limpiamos muy bien los cogollos de lechuga, también se podría hacer con endibias, y los partimos por la mitad de forma trasversal y los colocamos en una fuente de ensalada, sobre ellos colocamos las sardinas en vinagre -se encuentran en muchos establecimientos y no son caras-; en la batidora vertemos un poco de aceite de oliva, unas gotas de vinagre, sal y el tomate pelado y sin pepitas, batimos, pasamos por el chino y rociamos los cogollos y las sardinas.
Se sirven así o sin echar la mayonesa de tomate verde, por si alguien quiere una simple vinagreta. 

Arroz con lentejas a la marinera.

¿Con qué?

Trescientos gramos de arroz, doscientos gramos de lentejas Pardinas, medio kilo de peces de roca, un pimiento, una cebolla, un tomate maduro, una ñora, aceite de oliva, una copa de vino blanco seco, pimentón, una pizca de azafrán y sal.

¿Cómo?

Pedimos en la pescadería que nos den la molla del pescado por un lado y las espinas y cabezas por otro. Ponemos las lentejas a remojo dos horas antes. En una cazuela echamos abundante agua y sal, las espinas y cabezas del pescado y las lentejas en una bolsa de cocer legumbres; dejamos hervir durante veinticinco minutos; entretanto en una sartén con dos cucharadas de aceite pochamos la cebolla cortada en dados y el pimiento, añadimos el tomate pelado y en rodajas y la pulpa de la ñora (para ello se pone un poco en agua para que se hidrate), vertemos un poco de vino y dejamos que se evapore el alcohol, rehogamos la molla del pescado, el arroz, las lentejas y añadimos caldo de pescado -recordar doble de caldo y un poco más- una cucharada de pimentón y unas hebras de azafrán y dejamos cocer durante veinte minutos, moviendo solo los primeros cinco. Esperamos que repose unos momentos y servimos de todo a todos los comensales.

Pastel de higos frescos, en un molde de hojaldre colocamos los higos abiertos, rociamos con un poco de almíbar y dejamos quince minutos en el horno a 160º C. Servir templado.