Cocido Madrileño

¿Con qué?

Garbanzos, patatas, medio repollo, fideos para la sopa, morcillo de ternera, tocino, una punta de jamón, un cuarto de gallina, chorizos, morcillas, sal, agua, tomate frito (puede ser un bote de tomate triturado y una cebolla pequeña y aceite de girasol) y un ramito de laurel –las cantidades han de estar acordes con los invitados-.

¿Cómo?

Los garbanzos se ponen a remojo el día anterior y después se meten en una bolsa de red para cocerlos. El medio repollo partido se le da un hervor con algo de vinagre. En una cazuela grande y con mucha agua, se ponen los garbanzos y las patatas enteras y peladas, el morcillo de ternera, el tocino, la punta de jamón y el cuarto de gallina. Se sala cuando empieza a hervir y se le pone el ramito de laurel. En olla exprés se deja cocer veinte minutos, en olla a fuego lento, entre una hora y hora y media. Se desgrasa el caldo y en parte de él se cuecen el repollo, los chorizos y las morcillas, en torno a veinte minutos si la verdura es tierna. Se mezclan los dos caldos en una proporción de dos de carne y garbanzos por una de verdura para hacer la sopa con fideos, si son muy finos cinco minutos, si son más gordos ocho o diez minutos. La salsa de tomate se puede hacer en un cazo pequeño, picando la cebolla muy picada y pasándola por el aceite, cuando esté se echa el contenido del bote de tomate triturado, se sala y se le echa un pellizco de azúcar para evitar la acidez, se deja diez minutos y se pone en el centro de la mesa porque no todos la quieren. Se sirve la sopa en plato hondo en algunos sitios se echa los garbanzos con la sopa para eso se ponen en la mesa. Las carnes se sirven partidas en trozos en bandejas, los garbanzos y las patatas en otra y la verdura en otra para que cada comensal se sirva a su gusto.

Fruta del tiempo, la piña sería muy adecuada.