Cintas –paja y heno- con salsa de calamar.

¿Con qué?

 Un paquete de medio kilo de cintas blancas y verdes -paja y heno-, tinta de calamar, dos dientes de ajo, una rebanada de pan, una copa de vino tinto, salsa de tomate, aceite de oliva, queso rallado y sal.

¿Cómo?

Antes de poner las cintas de pasta a cocer preparamos la salsa: en una sartén con dos cucharadas de aceite doramos los dientes de ajo y freímos la rebanada de pan, echamos todo en un mortero o cazo y lo trituramos, añadimos medio vaso de salsa de tomate, salamos, vertemos una copa de vino tinto y dejamos cocer hasta que se reduzca el alcohol, unos diez minutos -si sobraron calamares de un día anterior los añadimos-. Cocemos las cintas en bastante agua con sal y unas gotas de aceite durante ocho u once minutos, según la pasta sea fresca o seca. Servimos pasta y colocamos la salsa y el queso rallado en el centro de la mesa para que cada uno se sirva.



 

Filetes de lomo adobado rellenos de queso.

¿Con qué?

Tres cuartos de filetes de lomo adobado, dos paquetes de lonchas de queso al gusto, aceite de girasol y tomillo.

¿Cómo?

Una hora antes espolvoreamos tomillo en los filetes de lomo adobado. En una sartén con unas gotas de aceite, freímos los filetes por una cara a fuego muy vivo; situamos la loncha de queso –el emmental le va muy bien- entre dos filetes por la parte frita y se pasa de nuevo por la sartén o plancha vuelta y vuelta, suficiente para que el queso se funda. Servir tres filetes rellenos por comensal y se puede acompañar de verdura frita o patatas.

Peras de conferencia.

El precio de este menú asciende a 16 euros.