Champiñones empanados con mejillones.

¿Con qué?

Medio kilo de champiñones, tres dientes de ajo sin pelar, dos latas de mejillones o medio kilo frescos, dos huevos, harina de maíz, pan rallado, aceite de girasol y sal.

¿Cómo?

Limpiamos los champiñones y les quitamos los pies –estipe- que cortamos en tiras y pasamos por la sartén con los ajos enteros, quebrados y sin pelar, reservamos. Secamos bien las copas de los champiñones enteras, espolvoreamos sobre ellas un poco de harina de maíz, rebozamos en huevo batido, empanamos y freímos a fuego vivo. Si los mejillones son frescos los abrimos en agua hirviendo con sal y una gota de vino blanco, desechamos las conchas y mezclamos los mejillones con los pies del champiñón y los situamos sobre la copa invertida.

Servimos tres champiñones por persona.

[[{"fid":"43271","view_mode":"default","fields":{},"type":"media","attributes":{"style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","class":"img-responsive media-element file-default"}}]] 

Pechuga de pavo en hojaldre.

¿Con qué?

Una pechuga de pavo grande –un kilo por lo menos-, hojaldre precocinado, cien gramos de carne picada de ternera, cincuenta gramos de piñones, una cebolleta, aceite de oliva, una copa de vino blanco con aguja, pimienta y sal.

¿Cómo?

Poco antes de cocinar empapamos la pechuga y el relleno de vino espumoso. Rellenamos la pechuga con la carne picada, los piñones y la cebolleta cortada en dados, salpimentamos, enrollamos, rociamos de bastante aceite y situamos sobre la lámina de hojaldre en una fuente de horno, cerramos la masa e introducimos a 190º C durante media hora, enfriamos a 160º y esperamos veinte minutos más. Hay que vigilar que no se pase y se tueste demasiado.

Servir rodajas de pavo con hojaldre.

Peras de conferencia.