Caldo gallego de nabizas

 

 

Caldo gallego.

¿Con qué?

La verdura, las patatas, el caldo, las judías que hayan sobrado del cocido del día anterior.

¿Cómo?

Con la verdura, grelos, del día anterior, el caldo de la olla y la cazuela, las patatas sobrantes más cortadas y las judías se hace el caldo gallego. Se hierve todo junto durante cinco minutos, se apaga y se deja reposar –antiguamente se hacía el cocido con mucha verdura, “fabas”, patatas y caldo abundante para que hubiese para varios días, era un plato muy de invierno y solía llevar un condimento muy fuerte, “unto”, grasa que rodea el intestino del cerdo curado con sal-. Se sirve en plato hondo

Hamburguesas empanadas

 

Hamburguesas con patatas asadas.

¿Con qué?

Un kilo de carne de ternera picada dos huevos, dos rebanadas de pan, una cebolleta, un diente de ajo, pimienta, aceite vegetal, seis patatas, una copa de brandy, mantequilla, sal, mostaza y kétchup.

¿Cómo?

Lo mejor en la carnicería es elegir el trozo de carne que nos guste y hacer que lo piquen, es una manera de evitar que nos den “gato por liebre”, dados los tiempos que corren. Ponemos la carne picada en un bol de ensalada y echamos los dos huevos, la miga muy partida de las rebanadas de pan, el diente de ajo muy picado, lo mismo que la cebolla, salpimentamos, vertemos un poco de brandy y removemos bien todo, como amasando para que todos los elementos se fundan y reservamos. En una fuente de horno colocamos un vaso de agua y situamos en ella las patatas lavadas y sin pelar y las introducimos a 180º C durante cuarenta minutos, moviéndolas de vez en cuando. Volviendo a la carne hacemos bolas grandes con dos cucharas y las aplastamos –al gusto- en la plancha o una sartén con unas gotas de aceite y asándolas al gusto de los comensales. En el centro de la mesa ponemos las salsas y la mantequilla y servimos patata asada y hamburguesa.

Naranja preparada con miel.

El precio de este menú sencillo está sobre los 8 euros.