Caldo de verduras de hoja.

¿Con qué?

Un hueso de jamón, dos hojas de acelgas, un manojo de espinacas, dos hojas de col, cien gramos de carne de ternera, un tomate mediano maduro, una cebolleta, pimentón, vinagre, sal y aceite.

¿Cómo?

En una cazuela con agua y unas gotas de vinagre escaldamos las verduras de hoja que hayamos elegido, las dichas solo son sugerencia. Tiramos el agua y en la misma cazuela ponemos el caldo de jamón, hecho de otros días, y reservado o congelado, y dejamos cocer las verduras, con la carne de ternera,  unos quince minutos. Entretanto en una sartén con dos cucharadas de aceite pochamos la cebolleta y el tomate sin piel y sin pepitas y cuando este meloso retiramos y echamos una cucharada de pimentón, removemos y vertemos en la cazuela, salamos, dejamos dos minutos más y servimos.

Lasaña de bonito en conserva.

¿Con qué?

Un paquete de pasta para lasaña precocinada, cuatro latas de atún o bonito al natural, un bote de tomate triturado, una cebolla, leche, harina, queso rallado,  margarina, aceite y sal.

¿Cómo?

En un cazo ponemos dos cucharadas de aceite y pochamos media cebolla cortada en dados pequeños y cuando esté trasparente vertemos el tomate triturado y lo dejaremos hacerse durante quince minutos a fuego lento, al término añadimos el atún escurrido y revolvemos bien y reservamos. En una sartén limpia con una cucharada de aceite y una de margarina rehogamos la harina, dos cucharadas, moviendo para que no se queme ni se apelmace, retiramos del fuego y vertemos leche, en torno a tres cuartos de litro, volvemos a poner al fuego, medio, y removemos con cuchara de madera hasta que se haga densa, como una crema suave. Salamos ambas salsas y en una fuente de horno plana, vertemos un poco de bechamel y colocamos la primera fila de pasta, cubrimos con el tomate con atún, bechamel un poco de queso rallado y seguimos con la segunda capa y así según queramos que sea de gruesa la lasaña, después de la última capa espolvoreamos un poco más de queso rallado y metemos en el horno a 160º C durante media hora. Apagamos y dejamos reposar cinco minutos. Servimos porción por comensal.

Rajas de sandía, que está a punto de acabarse.