Calabacines rellenos.

¿Con qué?

Cuatro calabacines de buen tamaño, dos cebolletas, trescientos gramos de panceta en tacos, queso rallado, orégano, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Lavamos los calabacines y los partimos tres trozos quitando los extremos, de forma que se puedan poner de pie, vaciamos el interior dejando sin vaciar la parte de la base y en una sartén con dos cucharadas de aceite pochamos las cebollas cortadas en dados pequeños, lo mismo que la pulpa de los calabacines, rehogamos la panceta cortada lo más pequeña posible y mezclamos con la cebolla y la pulpa, espolvoreamos un poco de orégano, salamos ligeramente, rellenamos los trozos de calabacín, los situamos en una fuente de horno con un poco de agua y aceite en la base, cubrimos con queso rallado y la introducimos en el horno a 170º C durante media hora. Servimos dos trozos por comensal.

Riñones de ternera con garbanzos.

¿Con qué?

Tres riñones de ternera en filetes, trescientos gramos de garbanzos, una hoja de laurel, una cebolla, tres dientes de ajo, aceite de oliva, pimienta y sal.

¿Cómo?

El día anterior ponemos los garbanzos en agua y los riñones los ponemos en agua con vinagre durante un par de horas, cuando venimos de la carnicería, para que suelten impurezas. En una olla exprés cocemos los garbanzos con agua, media cebolla y la hoja de laurel durante doce minutos. Esperamos a que se enfríe y los escurrimos; en una sartén con dos cucharadas de aceite doramos los ajos y lo vertemos todo sobre los garbanzos. En la misma sartén pasamos los riñones, salpimentados con la media cebolla cortada en juliana. Servimos varios filetes de riñones acompañados de garbanzos.

Macedonia de fruta de temporada.