Calabacines rebozados.

¿Con qué?

Tres calabacines de regular tamaño, harina, tres huevos, limón, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Cortamos los calabacines en rodajas finas, como de medio centímetro y las metemos en agua con limón durante un rato, las secamos, enharinamos, salamos y rebozamos en abundante huevo batido y freímos en bastante aceite muy caliente. Las rodajas de calabacines las colocamos en una fuente con un papel absorbente para que escurran el aceite. Se pueden tomar solas o acompañar con cualquier conserva de nuestro gusto. Se coloca en el centro de la mesa para que cada uno se sirva.

Gallina con patatas.

¿Con qué?

Media gallina –cuarto trasero y pechuga-, medio kilo de patatas, tres zanahorias, dos tomates maduros, una cebolla, aceite de oliva, una copa de vino de Oporto, tomillo y sal.

¿Cómo?

Pedimos en la pollería que nos partan la media gallina en trozos como de dos o tres centímetros; el día anterior mojamos bien la gallina con el vino de Oporto y la conservamos en la nevera; en una cazuela vertemos dos cucharadas de aceite y pochamos la cebolla cortada en dados y los tomates maduros cortados de la misma forma sin piel y sin pepitas, cuando todo este meloso colocamos los trozos de gallina y los rehogamos bien, vertemos el resto del vino y dejamos cocer cinco minutos, añadimos las patatas cortadas en gajos y peladas y las zanahorias, removemos, espolvoreamos un poco de tomillo, salamos y cubrimos de agua y dejamos cocer a fuego lento durante cuarenta y cinco minutos, quince si es en olla exprés. Servimos en plato hondo y con caldo.

Macedonia de fruta de temporada.