Aperitivos calientes.

¿Con qué?

Medio kilo de anillas de calamar, un paquete de salchichas y un paquete de bacon, medio kilo de boquerones frescos, aceite de oliva, sal, harina de freír y vinagre de Jerez.

¿Cómo?

Si las anillas de calamar son congeladas las descongelamos el día anterior y las secamos bien antes de ponernos a freírlas. Lo mismo hacemos con los boquerones a los que podemos rociar con un poco de vinagre. Abrimos el paquete de salchichas, las cortamos en tres trozos y enrollamos en cada trozo una tira de bacon, freímos en bastante aceite muy caliente y reservamos. Enharinamos las anillas de calamar, freímos y hacemos lo mismo con los boquerones. Situamos todo en el centro de la mesa para que cada comensal se sirva a su gusto.

Sorrentinos con jamón y ricota.

¿Con qué?

Un kilo de sorrentinos rellenos de jamón y ricota, aceite de oliva virgen extra, queso rallado, cuatro tomates maduros, una cebolleta, azúcar, sal y pimienta.

¿Cómo?

Los sorrentinos son pasta fresca rellena de jamón y ricota -un queso muy parecido al requesón- que se pueden comprar en tiendas especializadas y en muchos supermercados. Si son frescos se cuecen en abundante agua con una cucharada de aceite durante siete minutos, si son semi, se dejan un poco más. Entretanto se vierte en una sartén un poco de aceite, se pocha la cebolleta en dados pequeños y los tomates pelados, cortados en dados, se sala y se pone un pellizco de azúcar moreno, esperamos a que este la salsa un poco caramelizada y apagamos. Servimos la pasta y situamos en el centro de la mesa aceite de oliva virgen extra y la salsa de tomate, para que cada uno se sirva a su gusto.

Macedonia de fruta de temporada con hueso, podemos hacerla con albaricoque, melocotón y cerezas –a todas quitamos el hueso y partidas por la mitad- con un poco de jugo de naranja y azúcar moreno.