Ensalada de remolacha con pistachos y empanada gallega de carne

0
Sáb, 22 Jul 2017

Ensalada de remolacha con pistachos.

¿Con qué?

Dos remolachas moradas -las venden cocidas envasadas al vacío o en conserva- una cebolleta, cuarto de cabeza de jabalí –fiambre-, cien gramos de pistachos pelados, aceite de oliva virgen extra, un limón y sal.

¿Cómo?

Cortamos las remolachas en tiras y las ponemos en un cuenco grande de ensalada, hacemos lo mismo con la cebolleta y el fiambre de jabalí. Añadimos los cien gramos de pistachos pelados y aliñamos con sal, limón y aceite de oliva virgen extra. Sde situa en el centro de la mesa y cada comensal se sirve a su gusto.

Empanada gallega de carne.

¿Con qué?

Para la masa: Un kilo de harina –de pan, no de cocina- de trigo, agua, sal, levadura de panadería –cien gramos-. Para el relleno: cuarto de kilo de magro de cerdo, cuarto de kilo de magro de ternera –cortados en trozos pequeños, no picados a máquina- dos pimientos verdes, una cebolla, un chorizo, sal y aceite de oliva.

¿Cómo?

Preparamos la masa poniendo la harina en un recipiente grande, no toda, reservamos una taza. Vertemos agua templada con sal y con la levadura disuelta en la harina poco a poco y removemos hasta que consigamos una masa compacta y flexible –lo mejor es amasar con las manos o una máquina-. La dejamos en el recipiente donde hemos espolvoreado harina y lo cubrimos con un paño grueso y esperaremos en torno a hora y media o dos horas para que coja su punto de levadura exacto -aumentara bastante de volumen-. Durante ese tiempo de espera preparamos el relleno con la carne de cerdo y de ternera picada, cortamos los pimientos, la cebolla en dados y el chorizo, salamos y lo mezclamos todo con bastante aceite de oliva. Conseguido el punto de levadura, hacemos dos partes de la masa, espolvoreamos harina sobre una superficie plana -la mesa de la cocina- y extendemos la masa haciendo una base lo más fina posible, se puede hacer con un rodillo y la extendemos en la empanadera que habremos enharinado, vertemos el relleno y lo colocamos sobre toda la base, aceitamos bien y extendemos sobre el relleno el resto de la masa muy fina. Cerramos por los lados con un tenedor o con los dedos y abrimos en el centro un respiradero. Si ha sobrado algo de masa, podremos decorar la empanada al gusto. Introducimos en el horno, previamente calentado a 220º C durante veinte minutos. Cuando esté dorada apagamos el horno y la dejamos dentro cinco o diez minutos más. Servimos cuando se haya enfriado un poco. Se puede acompañar con una ensalada verde.

Fruta del tiempo.