Oxigena2
japonesa

Lo que deberías aprender de la rutina de belleza japonesa

La piel de las mujeres del país Nipón se caracteriza por su suavidad y tez blanca

Jue, 1 Mar 2018

La belleza de las japonesas es algo que solo puede entenderse cuando lo ves en directo. Su tez blanquecina sin ningún tipo de imperfecciones deja hipnotizados a los occidentales que admiramos su belleza asiática. Pero el ritual beauty de las japonesas no tiene nada que envidiar al que podríamos llevar cualquiera de nosotras en nuestra casa, pero siempre con constancia y perseverancia. 

Para no estresarte y llenar tu nueva rutina de tips imposibles, te dejamos tres consejos básicos para poder conseguir la piel de una auténtica Geisha.

1Lava siempre tu cara con agua

Aunque las japonesas hacen su rutina de noche con productos desmaquillantes, jamás se van a dormir sin lavar antes su rostro con agua y jabones específicos. Utilizar agua cuando termines el proceso eliminará todas las impurezas que no hayas eliminado en pasos anteriores y además, aportará un extra de hidratación a tu piel que favorecerá el tratamiento de noche que utilices a continuación. 

Además, el agua no solo tienes que utilizarlo para lavar tu rostro. Tener una piel hidratada también depende de cuánto agua bebas cada día y de que tu alimentación sea rica en productos que te aporten una hidratación extra, como por ejemplo, el pepino, la sandía, los tomates o el apio.

2Utiliza equilibrante en lugar de tónico

En las rutinas de belleza occidentales, el tónico nunca puede faltar. ¿Por qué las japonesas lo sustituyen por una loción equilibrante? Este producto es menos agresivo para tu piel que un tónico (sobre todo si observamos el % de alcohol) y dejará tu piel preparada e hidratada para los tratamientos posteriores. Si viajas a Japón se dice kesho-sui, por si quieres hacerte con un arsenal.

3Engánchate a los masajes faciales

Shiseido MakeupSheet 1937

Si te gusta disfrutar de un buen masaje, imagina la misma sensación de relax pero en tu rostro. La marca japonesa Shiseido fue una de las pioneras en hacer que las japonesas incluyesen el masaje facial en sus rutinas de belleza. La estimulación de los músculos del rostro es fundamental para las japonesas, ya que favorcen la elasticidad de la piel. Nos tocará practicar.

4Cuidadito con el sol

Ver a las japonesas por las calles de Tokio con una sombrilla o paragüas protegiéndose del sol es algo que a los occidentales (algunos amantes de ponernos al sol cual lagartijas) nos sorprende a nuestra llegada al país nipón. Pero tienen una razón justificada para hacerlo. Además de mantener su piel más blanca por un tema de estética cultural (incluso podemos encontrar en perfumerías y tiendas de cosmética cremas blanqueantes de rostro), nunca salen de casa sin protección solar, algo a lo que nosotros también deberíamos acostumbrarnos.