Una segunda entrega queda en el tintero del que surgirá un artículo dedicado al estudio pormenorizado de las draconianas medidas impuestas -por Decreto Ley- por un Gobierno autonómico que ha llevado a la bancarrota a la Comunidad Valenciana tras años de despilfarro y corrupción.

Dudas razonables

1-Si desde 1995, cuando llegó el PP al Gobierno de la Generalitat Valenciana, han tenido que transcurrir 17 años para que el presidente Fabra “entienda” que hay que evitar gastos superfluos, ¿quiere esto decir que admite que hasta ahora el derroche ha sido la norma?

2-¿Cuando Fabra habló en su discurso de una reducción en el “tamaño” del sector público, estaba anticipándose a una penalización laboral a los interinos de sanidad y enseñanza (entre otros sectores) con la consiguiente sobrecarga para los trabajadores fijos y en detrimento en la calidad del servicio.

3-¿”Corresponsabilidad en la financiación” debe ser entendido como una premonición del temido “copago” por unos servicios que el contribuyente "paga" previamente con sus impuestos?

Puede seguir leyendo este artículo en la columna de Alberto Soler, La Infinita Espiral