El sondeo está “cocinado”, declaró el sagaz González Pons.  Este Maquiavelo de vía estrecha  sostuvo públicamente que si los resultados del CIS eran tan buenos para el PP y tan malos para el PSOE eso quería decir que se había hecho procurando así animar a los votantes socialistas desengañados y produciendo pena a los enquistados en la abstención o en el trasvase de voto a otro partido.

Quejas siempre
Cuando hace no mucho el CIS difundió que, en aquel momento, el PSOE había recortado unos cuantos puntos al PP –lo que llenó de alegría, obviamente, a muchos militantes y dirigentes socialistas-, González Pons y otros compañeros suyos se quejaron también entonces, pero en sentido contrario. Su teoría, y la del estado mayor de Génova 13, fue la siguiente. El CIS ha manipulado la encuesta para dar moral a los votantes.

“Ti pongas como ti pongas”
Hay un viejo y cuartelero chiste que se ajusta muy bien a este tipo de embestidas populares. Un maño se casa con una maña en el Aragón de principios del siglo XX. Llegada la noche de bodas, ella, jovencita y recatada, le pregunta, atemorizada y hasta un poco angustiada, a su novio, antes de meterse en la cama, en qué lado prefería él ponerse. El maño le responde tajante: “Da igual, ti pongas como ti pongas te voy a joder”.

Norma no escrita
Pues eso. Ésta es una de las normas no escritas de cómo deben actuar los prebostes populares ante cualquier iniciativa o proyecto del PSOE, sea lo que sea. Si dicen los socialistas que su propuesta es buena, habrá que corregirles diciendo lo contrario, que no es buena. Pero si los socialistas dicen que tal vez no es tan buena como pensaban, la réplica deberá ser clara y proclamar que sí, que es muy buena. Este artilugio vale para todo o casi todo. Que ETA dice adiós a la violencia y sugiere que haya negociaciones, habrá que señalar que ellos no negociaron jamás con los terroristas. Sin embargo, si se les precisa, con numerosas pruebas,  que sí que negociaron, entonces dirán que ellos nunca negociaron con ETA en la tregua que presidio y alentó José Aznar. Es más, hasta dicen en ocasiones que esa tregua no existió y que los responsables de la misma fueron los nacionalistas vascos.

Liquidar al adversario
Y es que les da lo mismo. No buscan la verdad, sino liquidar políticamente al adversario. Lo dicho: “Ti pongas como ti pongas, te voy a joder”. Faltan 15 días para el 20-N. La mayoría de los ciudadanos no se fía de Rajoy y sí de Rubalcaba. ¡A votar!



Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM