Hace ya tiempo que Mariano Rajoy anticipa el infortunio de aquellos imputados a los que ensalza. El insípido presidente tiene muchas muescas marcadas en su pistola de creer "firmemente en la inocencia" de individuos como Carlos FabraJaume MatasFrancisco Camps o Luis Bárcenas entre otros.


La noche del lunes 20 de enero, en Antena 3 y en horario de máxima audiencia, Rajoy manifestó por enésima vez su confianza en un imputado (en esta ocasión imputada), al sentenciar con sus gafes elogios la suerte de la hija del Rey y decir que "estoy convencido de la inocencia de la Infanta Cristina. Le irá bien".Por pura lógica, es de suponer que la esposa del señor Urdangarin se angustiara aun más de lo que presumiblemente esté tras escuchar tan agorera certidumbre.


Sigue leyendo en el blog de Alberto Soler