El money es el money, con avaricia incluida. Coincidirán en sus políticas neoliberales, no tendrán escrúpulos en apretar los cuellos de los menos favorecidos, en chupar hasta la última gota de su sangre, en tratar bien a los ricos, los suyos, pero Rajoy tiene que coger las tijeras, el hacha, la hoz, el martillo, lo que prefiera, pero debe comenzar ya la poda. Así lo pensaba hacer y así se lo están exigiendo desde fuera y desde su propio partido. Sus 'plegarias' sirven como las que el Gobierno socialista realizó en su momento. La única respuesta de Frau Deutschland es que, como España lo está haciendo bien, así hay que a seguir y chitón.

Seguir leyendo en el blog de Mª Dolores Amorós