Aquel tiempo fue magnífico, una perita en dulce. No daba golpe y menos todavía se le pasaba por la cabeza echarle una mano a Zapatero. Mientras tanto, usted levitaba leyendo las encuestas y dormía como un lirón soñando que, por fin, sería presidente. Pero la realidad resulta casi siempre bastante incómoda. Van transcurriendo los días y, aunque no ha sido aún investido, empieza usted a ir de Herodes a Pilatos.

Mr. Clegg en persona
Ya lo ve, menudo embrollo. El otro día recibió usted, más contento naturalmente que un niño con zapatos nuevos, a Mr. Clegg, vicepresidente del Gobierno británico, a quien se le llenó la boca de elogios sobre sus planes contra la crisis. Pero va y Mr.Clegg, que es el líder de los llamados liberal-demócratas, que forman Gobierno con los conservadores, ha dicho en la BBC que la postura de Cameron y sus seguidores euroescépticos puede aislar al Reino Unido. Las bases del partido Liberal-Demócratas están indignadas porque quieren más políticas sociales, menos recortes y tijeretazos y también un mayor acercamiento a Europa.

Su modelo, Cameron
En unas declaraciones, hace más de un año, hechas a El País, Rajoy siempre cauteloso a la hora de hablar, sí dijo con claridad diáfana que el primer ministro David Cameron era su modelo político favorito. ¿Se nos ha hecho usted ahora, don Mariano, euroescéptico, como Cameron, atrapado en todo caso por la guardia pretoriana de los tories, siempre dispuesta a marcar diferencia con el resto de Europa? ¿Y entre Cameon y Clegg, qué podrá decirles en un momento delicado para España nuestro Rajoy?

El FMI
Por lo demás, la euforia de este fin de semana por el feliz final –según algunos- de la cumbre ha empezado a desvanecerse. El FMI ha sembrado inquietud en torno al nuevo acuerdo de la Unión Europea. El economista jefe de la FMI, Olivier Blanchard, -la directora gerente es Christine Laguarde, ex ministra de Economía en el Gobierno Sarkozy-, ha manifestado: “En realidad soy más optimista que hace un mes, creo que ha habido progresos. Lo que sucedió la semana pasada es importante: es parte de la solución, pero no es la solución”.

Ni fu ni fa
O sea que ni fu ni fa, Sr. Rajoy. Lo cierto es que, por otra parte, la Administración Obama insiste en sus desacuerdos con la UE. Y avisa el presidente norteamericano que su Gobierno está insatisfecho con las respuestas que la UE está dando a la crisis. “Hay una crisis de carácter inmediato que tiene que ser resuelta para asegurarse que los mercados confían en que Europa defienda el euro y téngase en cuenta que una nueva depresión económica es mucho mayor que el de una posible inflación, sostiene el Gobierno de EEUU”.

El secretario del Tesoro
¿Pero no le había felicitado el otro día Mr. Timothy Geithner, secretario del Tesoro del Gobierno estadounidense, a usted, Sr. Rajoy por sus iniciativas contra la crisis? Toda la prensa afín ha estado estos últimos días difundiendo cómo usted ya comenzaba a ir de victoria en victoria, al menos en todo el orbe cristiano conocido. La cosa está más bien chunga. No hay quien la entienda. Y ya no estará Zapatero para convertirlo en cabeza de turco. ¿Quién será el nuevo culpable de la crisis, Sr. Rajoy?

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM