¿Quién sigue, en buena parte, controlando Catalunya? Pues, Jordi Pujol sobre todo, su señora, Marta Ferrusola, y sus numerosos y peligrosos hijos. Se intentó que Pujol siguiera siendo 'Un político para un pueblo', que tal es el título de un libro, escrito en catalán por unos cuantos palmeros, y eso parece que se ha conseguido..

El librito mencionado surgió poco después de que Pujol consiguiera –por los pelos, aun siendo casi calvo- ser el president de Catalunya desde1980 a 2003, nada menos. Todo lo hacía Jordi “en nombre de Catalunya” e incluso sostenía, de cuando en cuando, que Catalunya era él.

Puigdemont define el caso Pujol como “un asunto privado y personal, que no tiene nada que ver con la Generalitat”

Carles Puigdemont es ahora mismo el sucesor del sucesor del máximo patriarca catalán. Preguntado el otro día, en la SER, por Pepa Bueno, el actual president de la Generalitat dijo sobre los escándalos de Jordi Pujol que eran simplemente “asuntos de familia”, en línea desde luego con lo dicho en su momento por Artur Mas, el árbol caído.

Puigdemont fue más lejos todavía, señalando a Pepa Bueno que estamos ante “un asunto privado y personal, que no tiene nada que ver con la Generalitat”. De modo que el jovencito Puigdemont aprovechó para enviarle a Pujol un mensaje reconfortante diciendo más o menos lo siguiente: “La obra de Gobierno de Pujol cobrará más relevancia a medida que pasen los años”.

Pero no es verdad que sólo los hijos de la familia Pujol-Ferrusola sean los únicos malos de una película catalana. Sus padres les ayudaron en su obsesión de acumular millones y millones de euros para vivir como dioses. Y hubo en el entorno de Jordi Pujol, y muy cerquita, una serie de personajes tenebrosos, catalanes o no, que contribuyeron a enriquecerse de manera esquiva a la Justicia. Como sucedió en el hundimiento de la Santísima Banca Catalana. Salió reforzado Pujol de los graves problemas de dicha Banca. ¿Ya sabe Puigdemont que algunos jueces, probablemente corruptos, facilitaron la victoria judicial del president?

Leído en el espléndido libro titulado: Jordi Pujol. En nombre de Cataluña', escrito por los periodistas Félix Martínez y Jordi Oliveres. “Fue Marta Ferrusola quien le presentó a Lluís Prenafeta (…) Convertido en su hombre en la sombra. Prenafeta fue el nexo de unión entre Pujol y el entorno del financiero Javier de la Rosa, que incluía al abogado Juan Piqué Vidal y al juez Lluís Pascual Estevill. No olvidemos al ex conseller Macià Alavedra. Suma y sigue. Y el tres por cierto, ¡Visca Catalunya!

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM