Se vanagloria el líder de la derecha, en todo caso, de que subirá las pensiones, aunque tampoco haya aclarado hasta que tanto por ciento las  aumentará. La congelación de las pensiones por parte de Zapatero estaba fijada hasta este próximo 31 de diciembre. El Gobierno popular hubiera podido congelarlas o descongelarlas. Y las descongelarán. Pero eso es todo, y no más, lo que aporta al asunto el radiante Rajoy, que procura olvidar siempre que su predecesor en el cargo impulsó notoriamente, contra viento y marea, el crecimiento sólido -sin precedentes- de las pensiones.

Vinculación con la CEOE
Rajoy, quien salió bastante escaldado de su debate con un crecido Alfredo Pérez Rubalcaba, ha demostrado una vez más su vinculación fáctica con la CEOE. Lanzaron los empresarios la idea de hundir los puentes para evitar así -en el calendario laboral- cierto exceso de días festivos.  Rajoy se apresuró a hacer suya tal propuesta. Como también ha hecho suya el cambio en profundidad de la legislación de las televisiones públicas.

El banderín neoliberal
El fantasma de la privatización se pasea hace mucho tiempo por los platós, a la espera de que se agite el banderín neoliberal y se dé un paso más en la aniquilación de las televisiones públicas. Se trata de que empresarios afines se queden con estas televisiones para convertirlas en negocios puros y duros y sostener de este modo líneas editoriales favorables al PP sin necesidad de vulnerar formalmente las reglas del juego.

Paquete privatizador
¿Estará en el paquete privatizador del Gobierno Rajoy  TVE? ¿Pretenderá el PP cargarse el código de independencia profesional para TVE, aprobado con el Gobierno Zapatero en el Congreso de los Diputados? ¿Hasta dónde llegará la derecha en su obsesión por cepillarse TVE?

“Nos gusta la libertad”
Rajoy intenta a menudo introducir en sus intervenciones no pocos brindis al sol de los tópicos. Soltó de pronto en su debate con Rubalcaba la siguiente frase: “Hay gente que nos gusta la libertad” Lo dijo como si a los demás no nos gustara. Pero en nombre de esa pintoresca interpretación de la libertad, Rajoy es capaz de cualquier cosa. Lo que le manden los de la CEOE o terminar con las televisiones  públicas, incluida TVE. Ya vimos lo que hizo el PP con TVE durante  los ocho años de Gobierno Aznar. He aquí a  Mariano en el País de las Maravillas.

 Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM