El que sean Valencia y Murcia, estandartes peperos, los que pidan rescates de sus cuentas al gobierno central es evidencia de lo dicho. Valencia, cuna de esa gestión económica que el fariseo de Mariano quería seguir en su gobierno central hasta la la muerte, esa política urbanística que ha fabricado decenas de miles de votos cautivos y una ruina total en Murcia son los ejemplos de la política del PP corrupto liberal y abusador de pobres, obreros y asalariados, que sólo sabe hacer desaparecer el tesoro nacional: El estado de bienestar conseguido con sangre y sudor.

Puede seguir leyendo ete artículo en el blog de José Luis Peñas, La Verdad sobre Gürtell