Por una parte, Rajoy desprecia tanto a la ciudadanía española que en lugar de exponer sus 'ideas' en el Parlamento lo hace en un mitin exclusivamente para los suyos en Málaga. Allí, en plan chulesco, el propio del que tiene el mandato absoluto pero que ha perdido ya la conciencia moral, afirma sin que la voz le tiemble que en el caso de que los agentes sociales -patronal y sindicatos- no lleguen a un acuerdo ante la inminente Reforma Laboral, él, Rajoy "hará lo que tiene que hacer" porque "sabe qué debe hacer para crear empleo".