A partir de ahora seguramente empiecen a ponerle cara, porque parece que, al ‘modo Gil Lázaro’ con el ‘caso Faisán’, él es quien va a ser el acusador…, o mejor, acosador del PP, esta vez contra José Blanco, por la ‘operación Campeón’. Déjenme antes de seguir que les ponga al día, muy brevemente, por si no lo han seguido.

El encuentro en la gasolinera
El ministro de Fomento tenía una comida con unas decenas de empresarios gallegos. Uno de ellos, un empresario de Lugo, un tal Jorge Dorribo, que conocía por haber hecho negocios con él a un primo de Blanco, Manuel Bran, le pidió que intentara facilitarle antes de la comida un encuentro a solas con el ministro. Quería pedirle ayuda. El ministro accedió a verse con él, en su coche oficial, en una gasolinera en el camino hacia el restaurante. Y allí, dentro del coche, con el escolta, un guardia civil, y el chofer presentes en los asientos delanteros, Blanco escuchó a Dorribo comunicarle que había solicitado subvenciones al ministerio de Sanidad para una empresa de laboratorios suya llamada Nupel y le pidió que se interesara por su solicitud.

Estos son los antecedentes en lo que respecta a este asunto que denunció el diario de Pedro J. Pues bien, después, por investigaciones policiales, se descubrió que el tal Dorribo, supuestamente, era el cabecilla de toda una trama de cobro ilegal de subvenciones, blanqueo de dinero, fraudes fiscales y otras lindezas.

Y puso 'el ventilador' en marcha para su protección
Ya puestos en antecedentes, sólo nos falta por añadir, que Dorribo, una vez pasado un tiempo en la cárcel, comenzó a decir que había comprado, en sus maniobras delincuentes, a políticos. Y citó a dos políticos del PP. Y a uno del BNG. Y ya puestos, desveló su entrevista en la gasolinera con Blanco y dijo que había dado al ministro 400.000 euros para que le consiguiera una subvención de Sanidad… ¡de 467.000 euros!. Pedazo de inversión y riesgo para obtener un beneficio que no llega a ser una quinta parte de lo puesto.

Pero bueno, de todo esto ya les hemos venido informando en ELPLURAL.COM. Déjenme entonces volver a nuestro personaje inicial, José Andrés Ayala, el diputado murciano. Porque lo que ahora me interesa es recordar cómo este miércoles se ha cerrado la pinza, añadiendo la pata política a la mediática como resulta típico en estas operaciones que tan a menudo han urdido los ‘populares’ y sus diarios palmeros, en lugar destacado, 'El Mundo'.

Para empezar ‘ahorcar al ministro’, luego ya le juzgaremos
Hoy lo hemos visto estrenarse a Ayala. Tras las acusaciones que lanzaban en el diario de pedrojota en la supuesta compra del ministro de Fomento por parte del empresario chorizo (supuestamente), ha corrido el diputado a decir ingeniosidades y lanzar acusaciones-insinuaciones.

En concreto, pide Ayala que para empezar el ministro dimita, por supuesto (que esto no es la Gurtel y aquí no hay que esperar ni siquiera que se medio cierre la investigación), y para acabar dicta sentencia: "El comportamiento de Blanco es tan escandaloso como la propia trama (este es un) claro caso de corrupción y malversación de fondos públicos que lo descalifica para seguir siendo portavoz del Gobierno". Ya está. Visto y juzgado. Claro que… Dice éste Ayala, me he dado el gusto de tomarlo de la propia edición digital del diario pedrojetil, “que al final (el empresario) consiguió la subvención que solicitó (del ministerio de Sanidad)”.

¿Va a dimitir el señor Ayala? ¿Va a pedir perdón pedrojota?
Pero hete aquí que esta tarde (de miércoles) el ministerio de Sanidad, y también el de Economía y Hacienda, han mirado en sus registros y han visto que no han concedido ni un euro en ayudas ni subvenciones de las solicitadas por el tal Dorribo. Es decir, que el ministro no actuó en su ayuda y, como su solicitud de subvenciones del Gobierno, no cumplían los requisitos, no se concedieron. O lo que es lo mismo, el señor Blanco, ministro de Fomento, escuchó a un empresario que quería contarle un problema, pero no hizo después nada que pudiera ser considerado trato de favor hacia él.

¿Qué va a pasar ahora con el señor diputado Ayala? ¿Va a pedir perdón? ¿Va a rectificar el diario 'El Mundo'? Apostemos a que no y no perderemos. En realidad vamos a descubrirles algo que es 'vox populi' entre periodistas y políticos. En el diario de pedrojota tienen grabaciones en las que muy posiblemente se escuche, por ejemplo, al primo de Blanco hablar con Dorribo y en las que éste le pide que le facilite el encuentro que luego se concretó en la gasolinera. Y así, como hemos visto hacer tantas otras veces, a pesar de las pruebas que demuestran que el ministro de Fomento no facilitó las gestiones del empresario chorizo (presuntamente), las portadas del diario 'El Mundo', y otros, y el acoso del diputado Ayala, y otros, seguirán desgastando a quien hayan decidido poner, PP y sus medios afines, en su diana. En esta ocasión, Pepe Blanco.

Ese director de periódico en el que piensan también ha llamado pidiendo ayuda
Pero aún hay algo que es necesario comentar. Los empresarios acuden continuamente a los gobiernos. A pedir subvenciones, ayudas, apoyos… Y es tarea del gobierno, dentro de la legalidad, ayudarles. Por ejemplo para conseguir fondos europeos. O para facilitar su expansión internacional. O para sostenerles y sostener los puestos de trabajo que facilitan esas empresas.

Seguramente no les sorprenderá si les digo que, por ejemplo, los empresarios periodísticos, llaman a los ministros para pedir ayudas. Por ejemplo, para pedir que se les incluya en todas las campañas de publicidad institucionales posibles. O que se les ayude en la compra de papel. O en el retraso en el pago de la Seguridad Social. Sí, ese director de periódico que están pensando también lo ha hecho. Y no una sola vez. El también ha llamado pidiendo ayuda. Y eso, seguro que él tampoco lo piensa, no significa que haya corrompido o comprado al ministro al que haya llamado. Porque seguramente, no ha planteado sus peticiones en base a ninguna ilegalidad.

Que se pare la privatización de empresas públicas… Por ejemplo de AENA
Pero la portada de 'El Mundo' hoy jueves viene a aclarar mucho más las razones que nos ayudan a entender este ataque frontal a José Blanco. Y el proceso de “grandes revelaciones periodísticas” a las que podríamos asistir en los próximos días. Se lee en el principal titular del diario de pedrojota: “El PP exige que se paralicen las privatizaciones de Blanco”. Y muy destacado, se subraya que Montoro pide que se paralicen las privatizaciones “por higiene democrática”.

“En particular –se lee en un párrafo de la portada- Montoro alertó sobre la necesidad de bloquear la venta de Aeropuertos Españoles (AENA)”. No sé por qué, verdad, me acuerdo de esa escena de la película de Coppola, El Padrino, en la que un personaje, al que la mafia intenta acogotar, al destapar las ropas de su cama se encuentra la cabeza de su caballo, sangrando, allí metida.

Francisco Medina es director adjunto de ELPLURAL.COM