Qué más se puede pedir si tenemos a un presidente "como Dios manda" y además la Conferencia Episcopal nos brinda su oración y apoyo espiritual para salir de esta crisis que, contrariamente a lo que la mayoría cree, no es económica sino moral.

Han pasado dos días desde que Rajoy ganó las elecciones y ya anda Rouco preguntando ¿qué hay de lo mío? Es decir, del aborto, del divorcio, de la religión en la escuela, de los matrimonios homosexuales... No vaya a ser que se olvide de que esto es una crisis moral y se centre en la economía.

Piche aquí para acceder al blog de Che Magister