En el artículo venía a decirse que la presidenta argentina dio “un no rotundo” a recibir a González, que hubiera solicitado verla “para tratar de mediar en el conflicto desatado por el acoso del Gobierno argentino y de sus provincias a YPF, la petrolera argentina controlada por Repsol” (el expresidente es consejero de Gas Natural, participada por Repsol). En la información, con intención, se subrayaba que “de nada le ha servido al político andaluz ser estrecho colaborador y amigo del (empresario) mexicano Carlos Slim”.

 

Página de 'El Mundo' dando la 'noticia' de que Kirchner no quiso recibir a González



Una mentira que quiere “tapar algo”
La mañana de hoy miércoles, durante la conferencia inaugural de un seminario académico organizado por la Universidad Autónoma de Madrid, Felipe González ha negado la veracidad de esta información. Un hecho muy extraño, como él mismo ha señalado, lo que le ha llevado a explicarse: “Ordinariamente no desmiento lo que dicen de mi –ha dicho-, pero esta vez lo voy a hacer, porque afecta la credibilidad de España y sus empresas”. Y, misterioso, el expresidente acabó diciendo “creo que esta mentira quiere tapar algo”.

El Infiltrado ha preguntado intentando desvelar lo que podría ‘tapar’ esa mentira que denunciaba el expresidente socialista. De momento, lo primero que hemos sabido es que Felipe González no ha solicitado ninguna entrevista con la presidenta argentina, ni piensa hacerlo en estos momentos. Lo segundo, que se vieron a finales del año pasado a petición de Cristina Fernández de Kirschner, y estuvieron juntos el la Casa Rosada un par de horas, “en un ambiente de enorme cordialidad”, según nos dicen. Desde entonces, González ni ha ido a Argentina, ni ha pensado en ir.

Petición de entrevistas de Presidentes
En realidad el prestigio de González en Latinoamérica sigue siendo muy alto. En las últimas semanas se han producido dos pruebas de ello. Tras su toma de posesión en 2010, el presidente colombiano, aunque conservador, llamó a González para hablar con él. Acaba de hacerlo otra vez para comentar con él sus propuestas cara a la Cumbre de las Américas. Igualmente Ollanta Humala, el presidente peruano, el pasado mes de enero, durante su visita oficial a España, le pidió que acudiera a Lima para entrevistarse con él.

¿A qué se refería entonces González con esa “mentira que quiere tapar algo”? En este sentido se ha señalado a El Infiltrado en una posible dirección: las inexistentes relaciones entre José María Aznar y la presidenta argentina y su entorno, que quedaron en evidencia en las últimas visitas de Aznar a Argentina.

Aznar en Buenos Aires
El pasado mes de marzo José María Aznar estuvo en Buenos Aires clausurando un campus de FAES, la fundación que preside. Durante la visita, el político de más peso con el que se vio fue con Mauricio Macri, presidente del club de fútbol Boca Juniors, y alcalde de Buenos Aires y opositor de la presidenta argentina.

Es más, en otra visita, ésta realizada en junio de 2011, tampoco Aznar se encontró con Fernández de Kirchner, ni con nadie del entorno de la Presidencia. Al contrario, con quien se encontró Aznar fue con el expresidente Eduardo Duhalde, uno de los principales enemigos de la presidenta argentina en las filas peronistas.

Es decir, ese ‘algo’ que taparía lo que González ha calificado de ‘mentira’, parece que viene blanco y en botella…, y con bigote.