La entrevista de Gallardón en el bastión de la derecha no podía pasar de puntillas para los ecos de la izquierda. El ejemplar de La Razón del 22 de julio del 2012 será recordado por el anticipo de Alberto acerca del plato que se cuece en los fogones de Génova. La página 25 del diario de Casals esconde, entre los interlineados de Velasco, las mechas de dinamita que prenderán inmediatamente en la opinión de los civiles. Una vez más, el redoble de tambores en el liberalismo cristiano se viste de gala con el olor a incienso que desprenden las palabras de Ruiz, sobre la nueva joya del Aborto.

Pincha aquí para seguir leyendo el blog de Abel Ros