Sí, este día día en que PSOE y PP se han quedado prácticamente solos en el Congreso Zapatero y Rajoy se han presentado en sociedad como íntimos amigos, de los que se llaman a diario, comparten el hundimiento social de España y lo celebran en mesa redonda con Bono como anfitrión. Dicen que del odio al amor tan solo hay un paso, y ese significativo cambio parece haberse producido en los hasta ahora feroces contendientes. Todo sea bien empleado con tal de acabar de destrozar el Estado de Bienestar.Seguir leyendo en el blog de Mª Dolores Amorós