Hay que reconocer que el marketing del PP funciona a las mil maravillas. Saben manejar los tiempos muy hábilmente y soltar las amarras de sus comunicados como mejor les conviene desconcertando a propios y ajenos.

Seguir leyendo en el blog de Mª Dolores Amorós