Recordaban en El Mundo que el jefe de Orange Market, el socio de Correa, el imputado de imputados en la trama Gurtel valenciana, cómo hasta el momento ‘el Bigotes’ está muy lejos de haber pedido disculpas.

No es la primera vez, ni mucho menos, que ‘el Bigotes’ es ‘descubierto’ corriendo. El año pasado, por ejemplo (como se puede ver en la foto que ilustra este texto) ya corrió la media maratón de Valencia. No es que su tiempo fuera llamativo -un más que discreto 2 horas 15 minutos-, pero ya dejó patente de que le había cogido el gusto a esto de correr.

Lo que no sabemos es si alguien se ha dado cuenta de un hecho curioso… Cómo les gusta correr a los procesados por la trama Gurtel.

Y es que además de ‘el Bigotes’, Carlos Costa también es corredor. En el lecho del Turia se le ha visto a menudo con sus zapatillas y su ropa, tan impecable para sudar como para acudir a las Corts. Él mismo ha presumido…, o mejor, presumía de ello cuando estaba al frente del PP valenciano y contaba en entrevistas en la prensa afín sobre todos los artilugios con los que alguien tan sofisticado como él podía salir a correr.

El Bigotes, en la XX Media Maratón de Valencia / www.corredordefondo.com

El Bigotes, en la XX Media Maratón de Valencia / www.corredordefondo.com



Pero es que también es corredor Vicente Rambla. Sí el Rambla que acabó a gritos por los pasillos del palacio de la Generalitat con Camps cuando supo que no había sido incluido en las listas electorales.  El mismo que, siendo ‘conseller’, se vio también “tocado” por la trama Gurtel…

¿Y Paco?... Paco Camps, claro ¿Corre acaso el ‘amiguito del alma’ del Bigotes del que empezamos hablando? Pues no se sabe, lo que sí está bien documentada en este caso es su pasión por darle a las pelotas. En concreto, a las del tenis. Eso, claro, cuando no está de viaje. Porque andaba estos días por Japón. Y antes por las islas del Mediterráneo, en un viaje que le pagaron los diputados autonómicos del PP valenciano, a unos 100 euros por barba, que se debían sentir en deuda con él.

En fin ¿qué será lo que tiene la Gurtel que les pone a todos a correr? De momento lo que sí se sabe es donde les espera su primera meta. En aproximadamente un mes, ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Claro que entonces de lo que se hablará no será de chándals ni sudaderas, sino de trajes.