Voy a relatar un ejemplo típicamente español de banco que nos complica la vida: el Banco Popular Español.

Seguir leyendo en el blog de Luis Solana