Opinión
Imagen de archivo con Pablo Casado, Ana Mato y Francisco Granados

La Gürtel, una losa para el PP

Un perito de Hacienda ratifica ante la Audiencia Nacional que la trama de Correa financió las municipales de 2003 en municipios de Madrid

550
Mar, 19 Sep 2017

Como en nuestro país somos monotemáticos, y demostramos una absoluta incapacidad para compartir como noticias principales dos  asuntos de primer nivel, nos hemos olvidado de que el primer juicio por el caso Gürtel continúa celebrándose, hasta el punto de que en muchos medios escritos se  ha convertido en un hecho irrelevante, que solo puede seguirse en páginas interiores. El Partido Popular está encantado con ello, y las mentes corruptas de sus principales dirigentes se dedican en exclusiva a impedir los desmanes de los independentistas, para hacernos olvidar que los suyos se están ahora juzgando.

Este lunes declaró en la Audiencia Nacional un perito nombrado por la Agencia Tributaria, que afirmó tajantemente que la campaña electoral de las municipales del 2003 se financió en Madrid, al menos en parte, de forma ilegal con dinero procedente de las empresas de la Gürtel. Para quienes no conozcan los interiores de la administración de justicia podría pensarse que es la opinión de un perito más, que puede ser cuestionada por peritos de la defensa, y que por ello no es en modo alguna definitiva. Pero quienes piensen así se equivocan, ya puede convertirse en la clave para una sentencia condenatoria.

Me explico, durante la investigación de un caso por corrupción, en la fase instructora los jueces se pueden encontrar  con informes técnicos de una y otra parte, en muchos casos difíciles de asimilar para quienes han estudiado por letras, y contradictorios entre sí, que pueden convertir las actuaciones penales en un mar de dudas, de las que habitualmente se benefician los culpables alegando el derecho constitucional de la presunción de inocencia y el principio jurisprudencial del “in dubio pro reo”, por lo que en caso de duda muchos culpables consiguen obtener una sentencia absolutoria.

Pero en los últimos años, en las diligencias penales por delitos económicos, y lo son muchos casos de corrupción, los jueces que instruyen las causas acuden a la Agencia Tributaria para el nombramiento de peritos dotados de la suficiente imparcialidad, que habitualmente son gente muy preparada y profesional, y que transmiten absoluta credibilidad durante la emisión y ratificación de sus dictámenes, hasta el punto de que son muy tenidos en cuenta por los jueces y tribunales a los que les corresponde juzgar.

Por ello el dictamen del perito de la Agencia Tributaria en el caso Gürtel, ratificado en el día de ayer en la Audiencia Nacional, puede ser determinante y decisivo para reflejar en una sentencia una verdad de la que ya nadie casi duda, como es el hecho de que el PP se ha venido financiando de modo ilegal, por lo que sus dirigentes deberían quedar inhabilitados para seguir gobernando nuestro país, aunque sean las urnas las que deberán emitir el veredicto final. Quienes para legitimarse enarbolan con vehemencia el Estado de Derecho un día sí y otro también, y han convertido en su estandarte la Constitución, son los primeros que deberían abandonar el barco una vez se confirme que nos han robado a todos con artimañas impropias de la mínima honestidad que debería exigirse a un político que se precie de tal. Así son las reglas de la democracia, y de la decencia.